HasieraDeitu gaitzazu
94 400 28 00
Kontaktua eues

Pedro Luis Uriarte, Korta 2019 Saria, CEBEKek proposatuta.

  • El jurado, presidido por la consejera de Desarrollo Económico e Infraestructuras, Arantxa Tapia, y formado también por representantes de Confebask, ADEGI, CEBEK y SEA, y de la Fundación Joxe Mari Korta Bidetik ha destacado la importante trayectoria vital y empresarial de las cuatro personas premiadas
  • El Lehendakari Iñigo Urkullu hará entrega de los galardones en un acto que se celebrará el día 19 de noviembre en la sede de Lehendakaritza en Gasteiz
  • Los premios Joxe Mari Korta se instauraron en 2000, tras el asesinato del empresario guipuzcoano y entonces presidente de Adegi, para reconocer públicamente a personas con una dilatada vida profesional y su labor en favor de la mejora empresarial

El jurado, presidido por la consejera de Desarrollo Económico e Infraestructuras, Arantxa Tapia, y formado también por representantes de Confebask, ADEGI, CEBEK y SEA y de la Fundación Joxe Mari Kortaren Bidetik ha decidido otorgar los Premios Korta 2019 por su labor empresarial a las siguientes personas: Laura Mendizabal, Pedro Luis Uriarte, Javier Roquero y María Ángeles Amenabar.

Los premios Joxe Mari Korta se crearon para reconocer públicamente las cualidades y el esfuerzo de personas que lideran el ecosistema económico vasco, y que con sus inversiones y su trabajo crean empleo y riqueza; elementos que revierten en el beneficio del conjunto de la sociedad.

Las personas candidatas pueden ser propuestas por asociaciones empresariales, corporaciones mercantiles o colegios profesionales de los tres Territorios Históricos, así como por la Fundación Joxe Mari Kortaren Bidetik y por las empresas con sede en Euskadi.

Premios Korta 2019

Laura Mendizabal Arcauz, propuesta por SEA

 Nacida en Oñati, pero alavesa de adopción desde 1948, Laura Mendizabal estudió bachillerato en el colegio Ursulinas de Jesús, de Vitoria-Gasteiz. Posteriormente, con 20 años, viaja a la ciudad inglesa de Cambridge para aprender inglés en el Technical School of Cambridge, donde residió un año a la vez que trabajaba de aupair.

En el año 1967, formada en administración contable y con fluidez en tres idiomas (castellano, francés e inglés), se incorpora al negocio familiar que por aquel entonces se dedicaba a los suministros industriales y venta de bicicletas y ciclomotores, siendo un sector en auge en aquel momento.

En 1969 contrae matrimonio con Fernando Gorbea, emprendedor en aquella época en el sector de la distribución de carburante. A lo largo de los diez años siguientes tuvieron 4 hijas.

En 1978, a petición de Fernando y ante la creciente expansión de los negocios y la necesidad de una gestión administrativa-contable más directa, Laura se incorpora en los negocios familiares:  Estación de Servicio SANTA ENGRACIA (1967) y Estación de Servicio GAMARRA (1972).

Desde 1978, el matrimonio se volcó en el desarrollo y creación de nuevas estaciones como fueron Estación de Servicio FORONDA (1978), Estación de Servicio ZURBANO (1996) y Estación de Servicio GORBEA (2011).

En aquellos momentos, la distribución de carburante era un sector difícil para los empresarios/as que querían gestionar sus negocios libremente debido al monopolio existente para el suministro. Por ello, se trabajó duramente con el objetivo de mantener la independencia en la gestión que siempre, hasta el día de hoy, ha sido posible gracias a la incorporación y creación de una sociedad llamada AVIA “Esergui”. Dicha asociación fue creada por un grupo de gasolineros/as independientes con el único objetivo de asegurar el suministro a las estaciones libres, lo que hoy se entendería como una cooperativa o central de compras.

Con los años y gracias a la visión empresarial, se consiguió innovar y ampliar servicios incorporando a las estaciones tiendas de alimentación y centros de lavados. Hoy en día estos servicios pueden parecer tan comunes, pero en sus inicios, Foronda fue la primera estación con lavaderos de Álava.

Por otro lado, se desarrolló la “central de compras” con una inversión clave que fue la terminal para almacenamiento y autoabastecimiento en Zierbana, un espacio propio en el complejo mercado petrolífero, pasando así de ser una agrupación de empresarios/as a lo que es hoy en día “Esergui S.A”: la quinta petrolera del país, de la que Laura Mendizábal ha sido consejera hasta el año 2016 y de la que sigue siendo socia.

En septiembre del 2000, fallece repentinamente Fernando Gorbea, figura clave y comercial del grupo empresarial, recayendo en ese momento toda la responsabilidad y el futuro de los negocios sobre Laura Mendizabal, quién tomo las riendas de dichos negocios y tuvo que enfrentarse a distintas situaciones difíciles, pero superadas a día de hoy.

Tanto Laura como Fernando han creído siempre en el empresariado vasco, y en el desarrollo de su ciudad, habiendo patrocinado y colaborado con diversas asociaciones como SEA Empresas Alavesas, Deportivo Alavés, Baskonia, Fundación Laboral San Prudencio e Hirukide, entre otras.

Actualmente, Laura Mendizabal, a sus 74 años, sigue al pie del cañón gestionando sus empresas con la ayuda de algunas de sus hijas y disfrutando de sus 7 nietos/as.

Pedro Luis Uriarte Santamarina, propuesto por CEBEK

Nació en Bilbao. Está casado y tiene dos hijas y un hijo. Licenciado en Ciencias Económicas (Administración y Dirección de Empresas) por la Universidad Comercial de Deusto (hoy Deusto Business School) terminó, además, la Licenciatura en Derecho por la Universidad de Deusto.

Desde el año 2002 es presidente ejecutivo de Economía, Empresa, Estrategia S.L., empresa de consultoría estratégica creada por él mismo. Compagina este cargo con el de consejero y asesor de distintas empresas, y coopera con distintas actividades universitarias y sociales.

Pedro Luis Uriarte cuenta con una dilatada experiencia tras cincuenta y dos años de carrera profesional: en el sector industrial (6 años), el sector financiero (23 años), consultoría estratégica (17 años), I+D+i (2 años) y 4 años en la Administración Pública, como consejero de Economía y Hacienda del primer Gobierno Vasco (1980-1984), cargo desde el que contribuyó a sentar las bases operativas de la actual administración pública vasca.

Además, en paralelo, durante siete años ha sido profesor universitario, en Deusto Business School, en materias relacionadas con la transformación de la empresa, y ha desarrollado numerosas actividades relacionadas con la competitividad y la innovación.

Conoce, por todo ello, en profundidad, la realidad económica y empresarial española e internacional, gracias a su actual y pasada vinculación al Consejo de Administración de distintas empresas, y a su trabajo en las grandes áreas en las que se ha desarrollado su carrera profesional, entre las que destacan las siguientes: Tras once años de carrera bancaria, en enero de 1990 fue designado director general del Banco Bilbao Vizcaya – BBV, y, además, miembro de su Consejo de Administración. Cuatro años más tarde, fue promovido al máximo cargo ejecutivo del Banco, consejero delegado (CEO). Tres años después, su positiva trayectoria fue reconocida con el título de vicepresidente del Consejo de Administración que compaginó con el de consejero delegado.

Tras la fusión del BBV con Argentaria, para crear BBVA, fue designado primer consejero delegado (CEO) del nuevo grupo financiero y, al mismo tiempo, vicepresidente de su Consejo de Administración, cargos que ocupó hasta su prejubilación voluntaria en diciembre 2001.

En los siete años en los que ostentó la posición de CEO-consejero delegado de BBV y BBVA (desde septiembre de 1994 a diciembre de 2001) desarrolló un intenso programa de transformación del banco, hasta convertirlo en un grupo financiero internacional de referencia.

La transformación lograda se acredita por el hecho de que, en 2001, BBVA era el banco más capitalizado (en ratio de capital y fondos propios) entre los grandes bancos de la Europa del euro y el segundo en valor de mercado, rentabilidad (ROE) y eficiencia.

El valor en Bolsa del banco que encabezó como CEO ascendió desde los 4.200 millones de euros, en septiembre de 1994, hasta los 45.300 en diciembre del 2001, con un máximo de 56.200 millones de euros de valor en el tramo final del 2000. Fue la mejor inversión bancaria a nivel global durante cinco años consecutivos.

En coordinación con el Gobierno Vasco, creó Innobasque-Agencia Vasca de la Innovación, de la cual fue su primer presidente, con el objetivo de hacer de Euskadi el referente europeo en innovación.

Es un experto en sistemas de financiación autonómica y muy en especial en el Concierto Económico Vasco, y ha recibido numerosos reconocimientos por su trayectoria.

 

Javier Roquero Ussia, propuesto por ADEGI

Nació en San Sebastián/ Donostia en 1960. Cofundador y director general del Grupo Salto, es licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales por la Universidad de Deusto y diplomado en Estudios Europeos por la Universidad de Amsterdam. Hasta el momento de la creación de SALTO compatibilizó su actividad profesional con actividades docentes en diversas materias relacionadas con el Marketing, la Planificación Estratégica y la Dirección de Ventas en la Universidad de Deusto, la Cámara de Comercio de Gipuzkoa y el Club de Marketing de Gipuzkoa.

Javier comenzó su carrera profesional en empresas de consumo (Bodegas y Bebidas, hoy Pernod Ricard) y en empresas industriales (GUASCOR, TESA). Pero es en el año 2000 cuando él y un grupo de compañeros deciden dejar sus respectivos puestos de trabajo y crear una nueva empresa. En aquellos momentos representa un salto tecnológico importante sobre la tecnología existente, de ahí el nombre de SALTO.

La principal aportación de SALTO ha sido el desarrollo de una cerradura electrónica inteligente (smart lock) capaz de ser instalada en cualquier tipo de puerta en cualquier parte del mundo.

Comienzan su andadura 8 personas en un piso prestado en Irún, donde cada habitación se dedica a una de las áreas de la recién creada empresa: I+D, Fabricación, Finanzas, Marketing & Ventas, etc. En septiembre de 2001 son ya 16 y en 2006 llegan a 60 personas las que se trasladan a la actual planta en Oiartzun, que no ha parado de crecer desde entonces. Hoy en día, 19 años más tarde, SALTO es un grupo empresarial de 640 personas que factura 160 millones de euros y exporta el 96% de su cifra de ventas, a través de un grupo de 20 filiales propias, 4 sucursales, 2 Joint Ventures y varias participaciones minoritarias en empresas consolidadas y startups.

SALTO es una empresa de capital 100% español que ocupa la cuarta posición a nivel mundial en el mercado de cerraduras electrónicas, compitiendo en un mercado global de grandes multinacionales. Como dato, en el top 10 mundial donde SALTO es cuarta, las otras nueve son empresas que o bien ellas o sus matrices cotizan en bolsa en sus respectivos países.

SALTO sigue siendo fiel al modelo de gestión industrial y comercial que se adoptó desde los inicios, esto es, por un lado, centraliza en la planta de Gipuzkoa toda la fabricación, y por el otro descentraliza la gestión hacia las filiales locales; quizás justo lo contrario del modelo al uso en el momento de su creación en el año 2000, donde la norma era centralizar la gestión y deslocalizar la fabricación hacia países de menores costes laborales.

Desde sus inicios, SALTO ha apoyado activamente la iniciativa de la NUEVA CULTURA DE EMPRESA (NCE) promovida por ADEGI. Los valores y orientación de empresa que esta filosofía de gestión empresarial defiende, conecta de manera directa con los valores que comparten accionistas y personal directivo de SALTO.

Los productos de la empresa están instalados en todo el mundo, siempre bajo la marca SALTO. Sus cerraduras electrónicas controlan los accesos a edificios emblemáticos como el Parlamento Francés, el CERN de Grenoble, la Universidad de Princeton en USA, la cadena de hoteles HILTON o los modernos centros de coworking de REGUS, donde cada día del año se inaugura un nuevo centro en cualquier parte del mundo que incorpora los productos de Salto.

María Ángeles Amenabar Errasti, propuesta por la Fundación Korta Bidetik

Nacida en Azpeitia en 1946, María Ángeles ha sido gerente en Zubiola S. Coop. desde 1989 hasta 2007.

Zubiola se constituye en 1966 con el objeto de fabricar maquinaria y herramienta para el mecanizado de la madera. Se configura jurídicamente como sociedad cooperativa y desde su fundación se encuentra ubicada en Azpeitia.

El negocio inicial de ZUBIOLA abarcó dos actividades: maquinaria para la madera y herramienta de corte para la madera.

En 1985 ZUBIOLA decide dedicarse exclusivamente a la fabricación de herramientas de corte para trabajar la madera y como consecuencia vende su División de Maquinaria a otra empresa cooperativa.

En 1990, liderado por Maria Ángeles, se produce una renovación profunda en la Dirección de ZUBIOLA, que lidera un nuevo proyecto empresarial donde se cuestiona toda la organización. El desarrollo del proyecto, realizado en colaboración con el centro tecnológico Ikerlan, representó una intensa labor de I+D cuyo resultado supuso un avance importante en la mejora de sus productos y procesos.

En el año 1994 se dio comienzo también a la implantación del sistema de calidad que culminó con la certificación, por parte de AENOR, en 1996. Alcanzando en el 2006 la Q de Oro de Excelencia en la Gestión según el modelo europeo EFQM.

Desde ese momento, trabajan comprometidamente en un proyecto basado en las personas, donde los procesos de mejora continua y el trabajo en equipo son considerados elementos clave tanto para el desarrollo profesional de las personas socias trabajadoras como para el éxito empresarial.

Desde su inicio, ZUBIOLA ha estado vinculada al movimiento cooperativo de Mondragón. Se encuentra asociada a Caja Laboral Popular; a la Mutua de Previsión Social (Lagun Aro EPSV); al centro tecnológico Ikerlan y al Servicio de Prevención Mancomunado (Lagunaro-Mondragón).

Igualmente, y desde su constitución en 1993, ha estado asociada a Mondragón Corporación Cooperativa (MCC) hasta su desvinculación en el año 2003.

La cooperativa dispone de una planta industrial de 3.500 m2 y está organizada en base a siete Grupos Tecnológicos (GT´s) que se orientan hacia la especialización de determinados procesos productivos.

María Ángeles Amenabar es miembro dle Club de evaluadores/as de Euskalit, colaboradora de Erabili. Eus (Azpetiko Euskara Patronatoa) y miembro del Consejo Rector de Lagun Aro EPSV 2000.2003.

María Angeles tiene una cuentaJubilada pero activa en Secot Gipuzkoa; una asociación sin ánimo de lucro, apolítica, independiente y no confesional. El voluntariado lo forman seniors, profesionales, directivos/as y empresarios/as que habiendo finalizado su actividad laboral o que encontrándose en activo deseen, con espíritu altruista, ofrecer su experiencia y conocimientos en gestión empresarial o académica a quienes lo necesitan.

Es también miembro de Helduak Adi, que pretende aprovechar el potencial de experiencias y ganas de hacer de la gente mayor jubilada. Tanta gente útil que dispone de tiempo, recursos y capacidades y quiere poner en valor estas experiencias, sistematizarlas y favorecer el aprendizaje cruzado entre grupos y experiencias.

Menu