HasieraDeitu gaitzazu
94 400 28 00
Kontaktua eues

Garcinuño aboga por dar “cierta tregua” al Gobierno central y dice que PSOE y Podemos deben “aprender a entenderse”

El presidente de Cebek, Iñaki Garcinuño, ha afirmado que hay que dar “cierta tregua” al Gobierno central y ha afirmado que los dos partidos que conforman el Ejecutivo -PSOE y Podemos- tienen que aprender a entenderse”.

En una entrevista a Onda Vasca, Garcinuño se ha referido, al nuevo Ejecutivo central y a las medidas y planes que tiene previsto poner en marcha en el ámbito económico y laboral.

Garcinuño ha afirmado que es un Gobierno que “está empezando” y al que “hay que dar cierta tregua”. “Había que dar una oportunidad, por una pura aritmética parlamentaria, a la izquierda, y ahí está, ejerciendo lo que le corresponde legítimamente, que es el mandato de dos partidos políticos que tienen que aprender a entenderse, donde uno de ellos cuenta con una experiencia de Gobierno clara por todos sus años de historia y otro no la tiene”, ha agregado.

También ha indicado que esperan siempre “una cierta moderación” en los planteamientos, que “no existan rupturas radicales que puedan alterar la confianza de la empresa y el ritmo”. El presidente de Cebek, que ha afirmado que es “indudable” que la ideología de cada uno “se acabe aplicando”, ha añadido que “lo que no esté bien, por supuesto que hay que mejorarlo”.

El presidente de Cebek ha manifestado que les preocupa que haya “moderación” en las propuestas en el ámbito laboral y también “hasta qué punto se cumple todo o parte de los programas políticos que tenían establecidos”.

Garcinuño ha indicado que existe “cierta confusión” en los mensajes que se lanzan desde el Gobierno, y ha aludido a los temas que se podrían abordar y al “objetivo principal” del Ejecutivo, que es reformar el Estatuto de los trabajadores que esa “es una buena pieza de caza”. “Negociar, pactar y acordar una reforma de ese Estatuto, es una cuestión de cierta enjundia”, ha afirmado.

En relación a las modificaciones en la reforma laboral, ha señalado que la ultraactividad, que quedó suprimida, era un tema “importante para poder incentivar a los sindicatos” de cara a la negociación para la firma de los convenios.

“Ahora parece que vuelve esa ultraactividad, de forma que se mantendrá un convenio vigente de por vida. Nosotros creemos que, de esa manera, no se incentiva la negociación y se está aplicando a un contexto económico determinado unas leyes pactadas años atrás. No es una propuesta adecuada”, ha agregado.

Garcinuño ha manifestado que la reforma laboral en un mercado “rígido” como el que existía provocó que la “creación de empleo fuera mucho más rápida” y cree que es “muy probable” que la calidad de ese empleo fuera “mejorable en muchos aspectos”. “Pero, en ocasiones, la calidad del empleo no se mejora a golpe de ley y habrá que esperar a ver qué son capaces de pactar”.

VERTEDERO ZALDIBAR

Por otra parte, en relación al problema surgido tras el derrumbe del vertedero de Zaldibar, ha asegurado que “lo más lamentable” es la pérdida dos vidas humanas y es “la parte más dolorosa de todo el proceso”.

Garcinuño ha indicado, por otra parte, que, tras lo ocurrido, se han dado cuenta de “que hay vertederos, de que tienen un nivel de ocupación y de que son importantes no solo para la industria sino para el consumo humano”.

El presidente de Cebek ha afirmado que, tras lo sucedido, los controles de las administraciones sobre los vertederos van a aumentar y cree que será “lo ideal”.

A su juicio, hay que tratar de minimizar los residuos “reduciendo el consumo”, pero también hay que “tratar de gestionarlo” como, según ha indicado, ya hacen las empresas. Según ha señalado, se seguirán generando residuos, pero habrá que buscar “alternativas y un vertedero no se abre de la noche a la mañana”.

Veo “muy probable” que haya que revisar a la baja la previsión de crecimiento de 2020

Iñaki Garcinuño, cree también que será “muy probable” que tengamos que revisar a la baja en “algunas décimas” la previsión de crecimiento de la economía vizcaína para 2020, establecida en torno al 1,9%, debido al efecto del coronavirus.

Garcinuño ha indicado que el coronavirus es la principal preocupación para las empresas, sobre todo, porque el grado de afección que puede llegar a tener, por una parte, sobre la propia economía en general y, por otro lado, sobre la propia empresa, es “algo que está por escribirse y está por ver”.

En este sentido, ha señalado que, mientras que no evolucionen las semanas y se vea cómo incide, tampoco habrá “una opinión clara sobre lo que puede llegar a ocurrir”.

El presidente de Cebek ha manifestado, ante la comunicación emitida por el ministerio de Trabajo con indicaciones ante el coronavirus, que fue una “nota que generó un problema, incluso, interno en el Gobierno mismo, entre los dos partidos que lo sostienen”, y “confundió a todos”.

A su juicio, en la gestión en torno a este virus quien tiene que “llevar la orden y mando” es el Ministerio de Sanidad y la nota de Trabajo en la que se daban “indicaciones a los trabajadores/as sobre cómo comportarse en el supuesto en el que hubiera un contagio nos daba que pensar que realmente existía una descoordinación y que la cadena de mando no estaba clara”.

Garcinuño ha manifestado que, en el caso de Euskadi, es el Gobierno Vasco el que tiene que establecer “cuáles son las pautas, lo mismo en un colegio público o privado que en una empresa”. Por tanto, ha asegurado que se atienen a “criterios y cuestiones puramente médicas” y no a otras “más de índole político”.

El presidente de Cebek ha insistido en que están a la espera de ver cómo evoluciona la situación y en qué medida “una empresa se puede ver afectada o no por un contagio”. “Por el momento, no está siendo el caso y habrá que esperar a ver cómo evoluciona”, ha añadido.

Garcinuño ha señalado que el teletrabajo es una de las opciones pero “no es la más fácil”, ya que “no todas las funciones que una persona desempeña en la empresa se pueden llevar a casa”.

El responsable de la patronal ha explicado que Cebek ha emitido un comunicado a las empresas asociadas en el que remiten directamente al Gobierno Vasco que “es la autoridad que está ejerciendo el mando sobre cualquier tipo de decisión”. “Creo que se haciendo bien y la confianza es plena en lo que podamos hacer con el Gobierno Vasco”, ha añadido.

TELETRABAJO, UNA OPCIÓN

“Por nuestra parte, esperar, el teletrabajo es una opción, realmente el control sobre todas aquellas personas trabajadoras que se desplazan a las fábricas vascas que tenemos en el extranjero es otro aspecto que tenemos que tener en cuenta y lo mismo cualquier visita a ferias, congresos donde personas nuestras se desplacen o donde otros de fuera se desplacen a nuestro lugar de trabajo”, ha añadido.

Garcinuño ve “muy probable” que haya que rebajar las expectativas de crecimiento. ha recordado que para 2020 su previsión rondaba el 1,8 o 1,9% y es una “cifra interesante, más baja que la del año pasado, pero todavía positiva”.

“Y, seguramente y previsiblemente, haya que hacer una rebaja de previsiones por cuanto al final dos o tres meses con una preocupación constante, con un mercado internacional que está sufriendo las consecuencias de nuestro alrededor, lo que está ocurriendo en Italia, por ejemplo, todo ello hace que realmente el comercio y el mercado se acabe resintiendo”, ha señalado.

Garcinuño ha asegurado que ello va a afectar “indudablemente” a la actividad de las empresas, al Índice de Producción Industrial que “ya en enero fue bajo” y “va a afectar tristemente a la recaudación también”. “La cuestión es cuánto, qué previsión hacemos, seguramente ahora no se sea capaz de decir exactamente el final del 2020, pero es muy probable que haya que hacer incluso alguna revisión más, pero, de haberla, evidentemente va a ser a la baja”, ha agregado.

El responsable de la patronal vizcaína ha indicado que iba a ser un “año interesante, digno” en el que el “crecimiento se mantenía” y ha señalado que “probablemente siga siendo así, no hay que pensar en lo contrario”, pero “quizá sí se resiente alguna décima ese crecimiento”. “Esá por ver, pero unas décimas seguro”, ha añadido.

CHINA

El presidente de Cebek ha manifestado, por otra parte, que, si el mercado chino se resiente en cuando a su capacidad de producción y sus exportaciones hacia Europa disminuyen, hay “muchas empresas europeas que reciben y están recibiendo pedidos” para fabricar productos para ser distribuidos internamente dentro de Europa.

“Es decir, que lo, hasta ahora, se compraba fuera de Europa, ahora se hará dentro, esa situación se puede producir y es verdad que algunos sectores se pueden ver beneficiados”, ha añadido.

Por otra parte, ha apuntado la posibilidad de que alguien “aproveche la situación” para establecer “unos precios que no son normales” en un producto de necesidad

 

Menu