HasieraDei iezaguzu
94 400 28 00
Kontaktua eues

El Plan vasco de Emprendimiento 2024 proyecta un inversión de 259 millones y 130 adicionales

 

El Gobierno Vasco se plantea el objetivo de impulsar mil nuevos proyectos emprendedores en los próximos tres años

 

El Gobierno Vasco ha aprobado este martes el Plan Interinstitucional de Emprendimiento 2024, que proyecta una inversión directa de 259 millones y 130 millones adicionales para todas las etapas del proceso emprendedor. El objetivo de esta iniciativa es consolidar un “ecosistema atractivo para aportar valor y calidad de empleo” y se plantea impulsar hasta 2024 un total de 1.000 nuevos proyectos de emprendimiento creando 450 nuevas empresa de base tecnológica.

El Plan, denominado PIE 2024 Transformando Nuestra Economía-Hoja de Ruta del Emprendimiento Vasco, ha sido elaborado con la participación de todos los Departamentos de Gobierno Vasco, las tres Diputaciones Forales, los ayuntamientos de las tres capitales vascas, Eudel y Garapen, como representantes del resto de entidades locales y agencias de desarrollo, así como los principales agentes público-privados y privados.

El proyecto ha sido presentado por la consejera de Desarrollo Económico, Arantxa Tapia, tras la rueda de prensa de consejo de Gobierno, en la que ha destacado que Euskadi, con esta iniciativa, refuerza el ecosistema y la financiación del emprendimiento como “palanca de transformación económica y social”. Según ha subrayado, Euskadi está “bien posicionada” en emprendimiento, pero necesita “mejorar” y la cultura emprendedora debe “enraizarse en todas las personas del país”.

El PIE 2024 supone un “compromiso de apoyo” al emprendimiento de los principales agentes públicos de Euskadi, a modo de “esfuerzo compartido”, para la transformación económica y social del País Vasco, y el Gobierno vasco ha destacado la importancia de agilizar los tramites administrativos para lograr el objetivo de que la constitución de una empresa se pueda realizar en 48 horas.

Este plan propone once desafíos a 2030 del ecosistema, como son el emprendimiento como “prioridad de país”, la especialización en industria inteligente, nuevas misiones emprendedoras, renovación del tejido económico y el empleo, “cantera” de talento emprendedor, “construcción” de proyectos de alto potencial, coinversión pública privada, fiscalidad al servicio del emprendimiento, posicionamiento como polo de emprendimiento tecnológico-industrial, sofisticación del ecosistema y adaptación ante la complejidad e incertidumbre

En el marco de los desafíos a 2030, se plantean una lista de 35 retos prioritarios del ecosistema vasco para el periodo 2021-2024 y, además, se recogen nueve de Actuación (Cultura y Valores; Capital Humano; Fuentes de Ideas de Emprendimiento; Acceso a Financiación e Inversión; Acceso a Mercado; Procesos, Servicios y Programas de Apoyo; Fiscalidad y Normativa Facilitadoras; Infraestructuras Inteligentes; Ecosistema), 41 Líneas de Trabajo y 776 acciones, de las cuales el 87% se desarrollarán en colaboración entre dos o más agentes del ecosistema.

En 2021 el presupuesto vinculado directamente al Plan es de 70,23 millones de euros, un 22% más que en 2020 y el Gobierno vasco ha añadido que, adicionalmente, en Euskadi se produce un gasto anual superior a 33 millones (datos de 2018) correspondiente a las deducciones, exenciones y demás medidas fiscales directamente relacionadas con el emprendimiento y aplicadas por las Haciendas Forales vascas en el IRPF e Impuesto de Sociedades.

PRESUPUESTO

En este sentido, destaca que la extrapolación del Plan al conjunto de la XII Legislatura supondría un esfuerzo económico de 389 millones con la asignación de un presupuesto total aproximado de 259 millones de euros, a los que se añadirían 130 millones de euros, aproximadamente, de ayudas fiscales.

Se trata de un plan interinstitucional, interdepartamental y abierto a la colaboración de agentes públicos y privados. En la elaboración de este documento han participado todos los departamentos de Gobierno Vasco, las tres Diputaciones Forales, los ayuntamientos de las tres capitales vascas, Eudel y Garapen como representantes del resto de entidades locales y agencias de desarrollo, así como los principales agentes público-privados y privados (agentes financieros, inversores, empresariales, educativos y sociales) que apoyan el emprendimiento en la Comunidad Autónoma Vasca.

La consejera ha destacado que son ya más de 100 agentes públicos y privados los que, a nivel autonómico, territorial, comarcal y local, promueven y apoyan proyectos emprendedores en todas las etapas de su maduración. Se trata, según ha dicho, de una red público-privada “cada día más completa, dinámica, conectada y valorada por la propia comunidad emprendedora”.

Esta red, según ha dicho, constituye “una batería de capacidades multidisciplinares al servicio del emprendimiento”. Este conjunto de profesionales, servicios, financiación, redes, infraestructuras, programas de apoyo y difusión se articula sobre un marco normativo, fiscal e institucional “robusto y confiable”.

Todo ello –ha añadido– “sin olvidar la importancia de contar con un tejido empresarial, industrial y tecnológico y una sociedad con altos niveles de formación y cohesión, como origen y destino de múltiples nuevas iniciativas emprendedoras”.

Arantxa Tapia ha destacado la importancia de las más de 779 nuevas empresas innovadoras de base tecnológica creadas en los últimos ocho años (3.422 empleos) en sectores como industria, las TIC, biociencias-salud y energía.

Este ámbito de actividad abarca todos los colectivos, tipologías y etapas del proceso emprendedor, desde el microemprendimiento hasta el emprendimiento innovador de base tecnológica, así como la generación de cultura emprendedora en las nuevas generaciones y el posicionamiento del País Vasco como un lugar “atractivo” para emprender.

Con el objetivo de aprovechar al máximo y extender esta dinámica colaborativa, los agentes promotores del ‘PIE 2024’ se comprometen a la puesta en marcha de una batería adicional de nuevos posibles proyectos conjuntos, surgidos de las reflexiones y aportaciones recogidas durante el proceso de elaboración de este plan. Algunos de dichos proyectos son: la creación de un Consejo Asesor del Ecosistema Vasco de Emprendimiento, un Mapa del Ecosistema Vasco de Emprendimiento, o un Indicador Sintético de Evolución del Ecosistema Vasco.

Tapia ha recordado que un reciente estudio sobre calidad e impacto de los ecosistemas de emprendimiento a nivel estatal (Índice 2020 de Impact Hub), sitúa a Álava en primer lugar de esta lista, mientras que Gipuzkoa aparece tercera y Bizkaia se sitúa en el sexto puesto.

Este informe utiliza como marco los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas y pone el acento en la importancia de las políticas públicas para el fortalecimiento de estas redes, así como la necesidad de contar con un entorno emprendedor de calidad que impulse la economía desde la resiliencia y la sostenibilidad.

La consejera ha destacado la “calidad” de la red vasca de emprendimiento e innovación, así como su vocación “permanente” de mejora. Estos factores –ha añadido– resultarán imprescindibles en los próximos años, en los que el emprendimiento “debe ser una palanca fundamental para la reactivación económica generadora de empleo de calidad, y una respuesta a la triple transición tecnológico-digital, energético-medioambiental y demográfica y social”.

Menu