InicioLlámanos
94 400 28 00
Contacto eseu

Asamblea CEBEK 2014: Tras el encuentro empresarial tuvieron lugar los discursos de Iñaki Garcinuño e Iñigo Urkullu

FotoAlmuerzoAsambGralCEBEK140514Tras la Asamblea y el Encuentro Empresarial tuvo lugar en el Almuezo Coloquio.

Previo al Almuerzo tuvo lugar el discurso del Presidente de CEBEK Iñaki Garcinuño y a los postres el Lehendakari Iñigo Urkullu se dirigió a los asistentes. Posteriormente se celebró una ronda de preguntas  a ‘la mesa presidencial’ realizadas por los/as más de 300 empresarios/as y personalidades del mundo económico-empresarial asistentes al Almuerzo en el comedor Jauregia del Palacio Euskalduna.

En dicha mesas presidencial, además del Lehendakari,  estuvieron entre otros/as, José Luis Bilbao (Diputado General de Bizkaia), Ibon Areso (Alcalde de Bilbao), y los consejeros del Gobierno Vasco Juan Mari Aburto  (Consejero de Empleo y Políticas Sociales), Ricardo Gatzagaetxebarria  (Consejero de Hacienda y Finanzas) y el delegado del Gobierno Carlos Urquijo, además de miembros del Comité Ejecutivo de CEBEK.

 GARCINUÑO

El presidente de la Confederación Empresarial de Bizkaia, Iñaki Garcinuño, ha acusado a ELA de ver en el decaimiento de los convenios “un nicho para fomentar la afiliación y tratar de influir políticamente”. Además, se ha mostrado convencido de que la central que lidera Adolfo Muñoz ha hecho “de la conflictividad y la movilización el fin último de sus reivindicaciones”.

Durante del almuerzo celebrado en Bilbao con motivo de la Asamblea General de Cebek, al que han asistido numerosos empresarios vascos, así como representantes institucionales de Euskadi, entre ellos, el lehendakari, Iñigo Urkullu, Garcinuño ha lamentado “las nefastas relaciones laborales” que “afectan negativamente” a la competitividad de Euskadi. “No sólo por su coste económico, sino por sus efectos en la productividad, inversiones futuras, en la flexibilidad necesaria para ofrecer un buen servicio”, ha explicado.

Tras asegurar que los agentes sociales que creen en los convenios sectoriales “como marco regulatorio más adecuado para su tejido industrial”, siguen firmando convenios allí donde cuentan con mayoría suficiente, ha censurado a “quienes ven en el decaimiento de los convenios un nicho para fomentar la afiliación y tratar de influir políticamente”.

El presidente de Cebek les ha censurado su decisión de “no negociar” y “hacer de la conflictividad y la movilización el fin último de sus reivindicaciones”. “No parece un ejemplo de responsabilidad alcanzar unos elevados índices de conflictividad en un país con la renta per cápita mayor, los salarios más elevados y la jornada mas reducida”, ha criticado.

Ha advertido, asimismo, de que no resulta “coherente vender el marco vasco de relaciones laborales como la panacea y, al mismo tiempo, dejar caer convenios provinciales que quizás no recuperemos nunca”. Garcinuño ha dicho que la negociación empresa por empresa es “un objetivo con el que no van a dar cobertura a una mínima parte de los trabajadores”.

“La búsqueda de la movilización con fines electorales y focalizando el conflicto en empresas representativas de Euskadi, sólo hace cada vez más patente la divergente estrategia entre las cúpulas sindicales y la mayoría de los trabajadores”, ha manifestado.

Aunque se ha mostrado partidario de una mesa de diálogo social en la que poder “negociar y acordar aspectos laborales de este nuevo tiempo, que necesitan ser actualizados, aunque sean pocos”, ha lamentado la falta de respuesta de “quienes no construyen país”.

“ÉPOCA TRANSITORIA”

Garcinuño ha asegurado que Euskadi se encuentra “en una época transitoria de cambio de ciclo” en la que se deja de caer para creer “de forma lenta y desigual, según los sectores, los productos o las zonas geográficas”.

Aunque ha admitido que el crecimiento del 0,3% de los últimos trimestres “no es mucho”, ha apuntado que “es crecimiento”. “Aún así, este año conviviremos con la alternancia de datos positivos con datos negativos”, ha dicho.

Tras aludir a las 4.000 empresas vizcaínas desaparecidas durante la crisis, ha asegurado que “tan importante como tener líderes empresariales reconocidos y valorados”, es tener “un entorno jurídico social y económico proclive al desarrollo de las iniciativas empresariales”.

“El alto grado de protección social, seña de identidad de nuestro territorio, sólo se podrá mantener o incrementar con empresas que tributen, coticen y paguen salarios dignos”, ha dicho.

Por ello, ha llamado focalizar las “decisiones públicas y privadas” en la empresa, “y principalmente en la industrial”, para hacer que la recuperación, “siendo más lenta”, sea “más firme y duradera en el tiempo”.

“Las decisiones estratégicas no se pueden tomar solo con el corazón. Euskadi debe demostrar permanentemente el valor añadido de su territorios, sus infraestructuras, el variado tejido industrial, su capacidad fiscal, seguridad jurídica y formación”, ha dicho.

LEHENDAKARI

Después del Almuerzo ha tomado la palabra el lehendakari, Iñigo Urkullu, que ha calificado de “excesiva y desproporcionada” la multa de 30 millones de euros por las llamadas ‘vacaciones fiscales vascas’ que ha impuesto al Estado español una “Europa sin alma”.

Durante su intervención Urkullu ha considerado la multa de la UE “desproporcionada” en relación al importe pendiente en la demora de su recaudación.

Además, la ha calificado de “excesiva” para un país que hace veinte años sufría un “triple desamparo: primero una tremenda crisis económica y de desempleo; segundo, una ausencia absoluta de política industrial por parte de los Gobiernos del Estado; y tercero, una injusta violencia que azotaba al conjunto del país y chantajeaba al mundo de la empresa”.

Según ha recordado, “aquellas ayudas a más de 300 proyectos de empresa sirvieron para activar la recuperación, para salir de la crisis y crear empleo, sirvieron para revitalizar un país que se encontraba en una situación dramática”.

Por ello, ha dicho que les es “imposible” comprender la crítica que reciben de “quienes hoy sí reclaman ayudas a Fagor y no admiten aquellas ayudas en situaciones mucho más críticas”. “Me es imposible comprender a quienes aprovechan esta multa para cuestionar  proyectos estratégicos de comunicación con el resto de Europa”, ha añadido.

Asimismo, ha considerado “imposible comprender” a quienes reivindican al Gobierno vasco una posición por un tax-lease mirando a La Naval, “sin reconocer los pasos que hemos dado; pasos dados por este Gobierno, incluso ante un Comisario que tiene también que ver con la sanción a Magefesa a la que estamos haciendo frente”.

Por ello, ha manifestado que le cuesta comprender que se critiquen y exijan responsabilidades por la gestión de aquellas ayudas otorgadas en una situación económica “mucho peor”. “Me cuesta comprender que quienes critican lo hecho en Euskadi, no valoren el exceso y la desproporción de esta multa que hemos recibido”, ha agregado.

CONCIERTO ECONÓMICO

En este sentido, Urkullu ha instado a defender el Concierto Económico en Europa y ha señalado que “el origen del problema no está en las ayudas, sino en el año 2001, en la falta de diligencia en la defensa del Concierto por parte del Gobierno español de aquella fecha”.

Tras la multa de 30 millones impuesta, el lehendakari ha mostrado su “perplejidad” al saber que la Abogacía del Estado solicitaba una multa de 50 millones “¿Estaba defendiendo realmente nuestros intereses?”, se ha preguntado.

Asimismo, ha indicado que le causa perplejidad que la Comisión reclamara 64 millones, “¿quería una “sobremulta?”, se ha preguntado, para añadir que les es “imposible” comprender la “felicitación y el regocijo por la sanción por parte de las Comunidades limítrofes, alguna gobernada por correligionarios de quien dice ahora que va a defender el Concierto en Europa”.

REINO DE ESPAÑA

Tras señalar que la multa se dirige al Reino de España y éste tiene que pronunciarse tanto en relación a los destinatarios como al procedimiento, ha destacado que “nos jugamos mucho en las ayudas europeas a la reactivación, en los compromisos de inversión del Gobierno español con Euskadi, en la negociación de los flujos financieros y en la propia defensa del Concierto Económico”.

Urkullu ha recordado que en Euskadi existe un procedimiento en relación a una sanción como consecuencia, “dicho sea de paso, de la interposición de denuncia por parte de empresas vascas”.

“En Euskadi contamos con el Consejo Vasco de Finanzas como marco para valorar, ponderar el contenido de la sanción y el procedimiento. Un Órgano para alcanzar un acuerdo y la actitud del Gobierno vasco va a ser propiciarlo”, ha concluido.

ABURTO

Por su parte el consejero vasco de Empleo y Políticas Sociales, Juan María Aburto, ha asegurado que la intención del Ejecutivo autónomo es iniciar este año el diálogo social con quienes “quieran participar”, aunque ha admitido que “seguramente” será “más democrático” si se suman todos los agentes sociales.

En el transcurso del almuerzo coloquio , Aburto ha mostrado su convicción de que en el diálogo social, al igual que en “cualquier diálogo”, nadie dispone del “derecho de veto”. “Nadie puede impedirlo, pero nadie puede imponerlo”, ha dicho.

Para el consejero, este diálogo, es “más democrático” y “seguramente, también más ético”, si participan todos los agentes. No obstante, ha insistido en que, el Ejecutivo autónomo “tiene decidido” poner en marcha en 2014 “un proceso de diálogo social con las entidades que quieran participar”. “Creemos que nos puede acercar, porque pueden surgir acuerdos mínimos”, ha afirmado.

Aburto ha asegurado que su Departamento intentará que este diálogo sea “lo más participativo posible”, pero, en caso de que no pueda incluir a “todos”, se hará “con aquellos que sigan dialogando”.

 

Menu
El navegador que está utilizando es una versión obsoleta.

Para visualizar correctamente esta página le recomendamos que instale o actualice su navegadorSi, quiero actualizar mi navegador

×