InicioLlámanos
94 400 28 00
Contacto eseu

Una subida impositiva podría hacer caer la recaudación por el efecto ‘desincentivador’

El secretario general de Cebek, Francisco Javier Azpiazu, ha señalado en una entrevista concedida a Radio Euskadi, que una subida impositiva podría hacer caer la recaudación por el efecto ‘desincentivador’.

Azpiazu ha apuntado que lo que planteó la patronal vasca la semana pasada “es un mensaje duro, pero es real”. “La realidad económica está siendo así y haríamos un muy flaco favor a la sociedad y a las instituciones si dijéramos algo distinto, algo irreal, algo que no es”, ha añadido.

Considera que señalar por parte de Confebask que la industria vasca “se muere” no es “una alarma exagerada” porque los datos apuntan a que “es así” y cree que la patronal tiene “que decir la verdad”.

A su juicio, “sería una irresponsabilidad decir que este año se va a salir de la crisis, que se va crecer y que va a haber empleo” porque las cifras que manejan “no dicen esto, sino todo lo contrario”.

“LA JOYA DE LA CORONA”
Tras señalar que la industria “es la joya de la corona” en Euskadi, ha realizado un llamamiento a  poner en marcha un plan de reactivación económica, facilitar el acceso al crédito de las empresas y de las familias, y a lograr unas relaciones laborales “donde prime la colaboración y el compromiso”.

A su juicio, es necesario que, “de una vez por todas, se aparten el conflicto y la confrontación”. “No puede ser que en Euskadi tengamos las peores relaciones laborales de Europa”, ha añadido.

SUBIDA IMPOSITIVA
El dirigente de la patronal vizcaína ha advertido de que incrementar los impuestos “sería un error” en la actual crisis económica porque “no habría una relación entre una subida de impuestos y un incremento de la recaudación”, sino “todo lo contrario”.

En su opinión, un incremento impositivo llevaría, incluso, a una caída de la recaudación por “una perversión de desincentivación de la actividad económica e, incluso, una desincentivación de determinada localización, de actividad económica o, incluso, una cierta desincentivación de muchos directivos, que podrían ver que la presión fiscal en este país es superior a otras partes del Estado”.

Azpiazu ha recomendado preocuparse “más” de incentivar la actividad económica para lograr un consiguiente incremento de la recaudación y descartar el incremento de recaudación fiscal, “en estos momentos en que empresas y familias lo están pasando mal”.

El dirigente de Cebek ha recordado las palabras del diputado general de Bizkaia, José Luis Bilbao, que recomendó “no exprimir más a la vaca” y ha respaldado esta aseveración. “Es un error incrementar la presión fiscal”, ha advertido, para recordar que las experiencias “exitosas” de consolidación fiscal en Europa “se han hecho siempre desde el lado del gasto, no del incremento de la recaudación”.

“Es importante, en estos momentos, no incrementar la fiscalidad porque el incremento no va a tener como consecuencia inmediata un incremento de recaudación, sino que puede ser todo lo contrario”, ha reiterado.

REFORMA LABORAL
Por otra parte, se ha referido a la reforma laboral, que “está bien orientada” porque “trata de buscar un nuevo equilibrio en las relaciones laborales insistiendo en  las medidas de flexibilidad”. Ha lamentado, sin embargo, que llegara “tarde”, razón por la que, a su juicio, “no se ven los efectos de la misma”.

Ha desvinculado la reforma laboral del alto grado de desempleo existente en Euskadi, y ha advertido de que, en caso de haberse aplicado antes la reforma del mercado de trabajo, Euskadi “estaría en una situación distinta”.

También se ha referido al estancamiento de la negociación colectiva, debido a que, según sus palabras, los sindicatos exigen a la patronal su “renuncia” a la legislación vigente, al pedir que no se aplique la ultraactividad ni el arbitraje obligatorio.

“Nuestra respuesta es: nosotros respetamos la legislación vigente cuando no nos gustaba, hace dos años. Ahora no vamos a renunciar a la legislación vigente porque los sindicatos planteen que no hay convenios colectivos, si no decimos que no lo vamos a aplicar”, ha dicho.

A su juicio, aceptar esas condiciones sería “de una gran responsabilidad” por parte de las patronales porque supondría hacer de Euskadi “una isla”. Ante las acusaciones de “irresponsabilidad” por parte de los sindicatos a los empresarios, ha asegurado que la patronal está dispuesta “a firmar mañana por la mañana, en el CRL, un acuerdo con los sindicatos vascos que permita preservar la negociación colectiva en Euskadi”, mediante al vigencia de los convenios provinciales.

Sin embargo, ha puntualizado que las centrales exigen una renuncia a la reforma laboral, lo que supone “un sinsentido, una enorme irresponsabilidad”. “Por ahí no podemos ir”, ha concluido.

Escucha la entrevista completa concedida al programa ‘Boulevard’ de Radio Euskadi

 

Menu
El navegador que está utilizando es una versión obsoleta.

Para visualizar correctamente esta página le recomendamos que instale o actualice su navegadorSi, quiero actualizar mi navegador

×