InicioLlámanos
94 400 28 00
Contacto eseu

Jainaga, Tarragó y Arantza Tapia reflexionaron sobre cómo mejoramos la competitividad de nuestras empresas

   PonentesEncEmpresarial130515

 

En el Encuentro Empresarial celebrado en el Palacio Euskalduna en el marco de la Asamblea General de CEBEK

En el marco de la Asamblea General se ha celebrado el encuentro empresarial “Como mejoramos la competitividad de nuestras empresas En la cita han intervenido el consejero delegado de Gerdau, José Antonio Jainaga, la consejera de Desarrollo Económico y Competitividad del Gobierno Vasco Arantza Tapia y el consejero delegado de Carbures Europe, José María Tarrago, que fueron moderados por el Catedrático de Derecho Internacional Privado de la UPV Juanjo Álvarez.

El presidente de Cebek, Iñaki Garcinuño, ha sido el encargado de abrir el encuentro, en el que ha destacado que el “éxito” del pasado en Euskadi “no es garantía del futuro” y cree que habrá que “rediseñar comportamientos empresariales y políticas públicas” y realizar una reflexión “sobre las fortaleza y debilidades”.

ARANTZA TAPIA, CONSEJERA DE DESARROLLO ECONÓMICO Y COMPETITIVIDAD DEL GOBIERNO VASCO

La consejera de Desarrollo Económico y Competitividad, Arantza Tapia, ha defendido asumir como parte del sector industrial los servicios avanzados y ha destacado la apuesta del Gobierno vasco por aumentar el peso de la industria en la economía vasca hasta el 25% en 2020, y por convertirse en “acompañantes y colaboradores” de los empresarios.

Por su parte, Tapia ha indicado también que, en estos momentos, la crisis “va pasando”, pero la situación no volverá a ser como antes del 2008 y habrá que competir de manera diferente, con calidad y productos de mayor valor añadido.

En este sentido, ha apostado por una nueva revolución industrial que lleve a Euskadi a recuperar el peso de la industria en el PIB para alcanzar en el 2020 el 25% frente al 18% actual.

A su juicio, la estrategia debe ser la de buscar mayor valor añadido a los productos y también a las soluciones globales y eso  ”no quiere decir que se vaya a dejar de fabricar acero”.

Tapia ha indicado que hay que posicionarse en la industria 4.0 y Euskadi quiere ser “punta de lanza”. La consejera ha señalado que hay que introducir la tecnología para ser más competitivos y ha abogado por dar valor a la electrónica, además de las tecnologías de la información y comunicación. “Hay que aprovechar las oportunidades de la nueva era industrial”, ha señalado.

Ante los mensajes del peso que está adquiriendo el sector Servicios en Euskadi, Tapia ha manifestado que hay determinadas actividades que, en la actualidad, se catalogan en ese sector cuando, a su juicio, deberían estar vinculadas a la industria. A su juicio, los denominados servicios avanzados son “industria, sí o sí”, aunque “otro tipo de industria, industria moderna”.

Tapia ha indicado que el Gobierno vasco, tras un análisis profundo, ha detectado que se debe profundizar en ámbitos en los que los vascos ya son “buenos” como son la fabricación avanzada, la energía y también la biotecnología.

La apuesta de cara al futuro debe ser, en su opinión, trabajar para buscar la excelencia, la especialización y el acercamiento al mercado. En todo ello, según ha indicado, es en lo que se focalizará la mayor parte de los recursos.

Asimismo, tras señalar que el Gobierno vasco apoya las colaboraciones entre empresas para ganar tamaño, sobre todo, de cara a la internacionalización, ha manifestado el compromiso del Ejecutivo por ser “acompañantes y colaboradores” de los empresarios.

Por otra parte, Tapia también ha defendido que la innovación se debe llevar también a ámbitos como el de la gestión y cree que ello incluso ayudaría a solucionar el actual clima de conflictividad laboral en Euskadi porque, en este ámbito, “nos estamos quedando atrás”. A su juicio, se tiene que establecer un clima de confianza y, desde el respeto al papel de cada uno -empresarios y sindicatos- trabajar en la participación en la gestión de la empresa.

JOSÉ ANTONIO JAINAGA, CONSEJERO DELEGADO DE GERDAU

Precisamente, el clima de conflictividad y la postura de los sindicatos ha sido abordado por otros de los ponentes, sobre todo, por el consejero delegado de Gerdau, José Antonio Jainaga, quien ha señalado que en Euskadi hay sindicatos que tienen “motivaciones políticas” y eso “complica” más el escenario.

Jainaga ha señalado que, cuando la actitud de la “mayor parte” de los sindicatos es “contraria al diálogo”, prima la “sinrazón” y la confrontación se convierte “un objetivo”, solo queda “ceder o no ceder”. En el caso de la planta de Basauri, ha señalado que, en el verano de 2013, estuvo parada 36 días y “al borde del caos” pero decidieron “no ceder” ante los sindicatos y “aguantar” porque “si cedes a todo, vas al descalabro”.

Por ello, ha defendido la necesidad de cambiar el actual clima de confrontación sociolaboral en el País Vasco, donde no se puede seguir teniendo los “récords” de salarios y absentismo más altos, jornadas más bajas y mayor conflictividad.

En su discurso, también ha hecho un repaso al grupo Gerdau, que en 2006 adquirió Sidenor, y ha explicado que Gerdau cuenta más de una docena de competidores en Europa y existe una “guerra por precios y márgenes brutal”.

En este escenario, ha hecho un repaso a los costes de la empresa y su posición respecto a sus competidores. Un 58% de los costes tienen que ver con las materias primas y, en concreto, en relación a la chatarra se encuentran en una situación de “desventaja”.

Los costes salariales representan un 18% del total y, en el capítulo laboral, ha aludido a que, salvo a un competidor, son los que “menos trabajan en el mundo”. En este sentido, ha reconocido que es “difícil” explicar porque en España sus trabajadores son los que menos horas trabajan, donde más costes salariales se tienen, donde “más se quejan” y más huelgas se llevan a cabo.

Ha criticado el “mecanismo perverso” de vincular los incrementos salariales a la inflación y ha indicado que se ha ido acumulando un “diferencial de competitividad” que ha sido “mortal” en algunos casos.

El responsable de Gerdau ha señalado que en los años 2013 y 2014 han conseguido reducir ligeramente estos costes y ha afirmado que lo que “no se puede decir de forma seria” es que en Euskadi “se pagan unos salarios de miseria” porque “no es verdad”.

También ha aludido a los elevados costes logísticos y energéticos y, en relación a estos últimos, ha señalado que, aunque el Gobierno vasco ha “peleado” por mejorarlos, queda “mucho por hacer” y el ministerio de Industria actúa como “un frontón”. Por ello, ha reclamado precios “competitivos, estables y predecibles”.

Jainaga ha indicado que, en este escenario, la empresa ha trabajado en “planes constantes” de mejora en costes y productividad, lo que ha implicado también una reducción de plantilla vía prejubilaciones de 1.000 personas desde 2008. Según ha indicado, en esta coyuntura han logrado mejorar un 34% su productividad en siete años.

El responsable de Gerdau ha concluido con una serie de peticiones para los poderes públicos, entre ellos, un “apoyo decidido a la industria” y ha indicado que, aunque hay que diversificar la industria, no se pueden olvidar los sectores tradicionales. “No se puede decir que el futuro de Euskadi está en la biotecnología o en el nanotecnología porque no es así y tampoco en el turismo”, ha añadido.

JOSÉ Mª TARRAGÓ, CONSEJERO DELEGADO DE CARBURES EUROPE

Por su parte, el consejero delegado de Carbures Europe, José María Tarrago, ha defendido que un país “fuerte” debe tener “una industria fuerte” y cree que, en la actualidad, es necesario modificar los sistemas de fabricación porque, con los actuales costes salariales, no se podrá competir con competidores como los asiáticos.

A su juicio, es necesario “competir con innovación e inteligencia” y ha puesto en valor la figura del emprendedor que no tiene “miedo al riesgo”.

Tarrago ha indicado que la industria tiene un “efecto multiplicador” pero se necesita tener masa crítica para crecer e internacionalizarse y hay que trabajar para hacer frente a los elevados costes salariales, de la energía, de la financiación o logísticos. Por último, también ha hecho una alusión a los sindicatos, a los que cree que les “falta innovación” y que deben “modernizarse”.

Menu
El navegador que está utilizando es una versión obsoleta.

Para visualizar correctamente esta página le recomendamos que instale o actualice su navegadorSi, quiero actualizar mi navegador

×