InicioLlámanos
94 400 28 00
Contacto eseu

Iñaki Garcinuño:”es necesario más músculo financiero para poder afincar el centro de decisión de empresas en Euskadi”

IMG_6545El presidente de Cebek, Iñaki Garcinuño, cree que se necesitaría “más músculo financiero” para que, ante momentos “delicados”, como el caso de empresas “estratégicas” en venta, se pueda afincar su centro de decisión en Euskadi.

En una entrevista a Herri Irratia Radio Popular el presidente de la patronal vizcaína se ha referido a la situación de Arcelor en Sestao y Zumarraga, en la que cree que “pinta bastante mal” en la medida en que las decisiones están “ya medio tomadas”.

En relación a la ACB de Sestao, ha manifestado que no es una “problemática propia” del entorno vasco, sino que hay que “circunscribirlo dentro del contexto europeo”. “Y quizá cualquier movimiento europeo quizá en la siderurgia nos pueda condicionar a las propias fábricas que tenemos aquí”, ha añadido.

Garcinuño ha asegurado que las multinacionales son “muy necesarias” porque aportan inversiones de gran volumen que en Euskadi no se podrían acometer y ha puesto como ejemplo que todavía “no hay inversor para poder hacerse con la planta de Sestao si Arcelor lo pusiera en venta”.

“Pero, por contra, tienen estos inconvenientes y es que, en muchas ocasiones, no tienen el corazón o la sensibilidad que quizá tiene un empresario local, afincado en la tierra y, de alguna forma, le pesa la decisión que tiene que tomar sobre su empresa”, ha añadido.

A su juicio, se necesitaría tener “más músculo financiero” para que, en los momentos “delicados”, cuando hay empresas que están en venta y se sabe que son “estratégicas y que encima son rentables”, se puedan articular medidas para “poder afincar el centro de decisión de esas empresas a Euskadi”. “Eso sería lo ideal”, ha añadido.

Cree que, para ello, hace falta una “buena colaboración público-privada” y, sobre todo, fondos. “Hay que articular medidas para que se atractivo invertir en la industria vasca, eso sí con una garantía de rentabilidad, que el fondo te va a pedir”, ha apuntado.

Asimismo, ha defendido que hay que colaborar para que las empresas tengan un futuro económico “positivo” y eso se hace “día a día”. “En la propia negociación colectiva, en el propio ambiente sindical, en ocasiones, se toman decisiones que son contraproducentes para la empresa. Lo que no vale es que, en el momento en el que la multinacional dice ‘me marcho de aquí’ porque la empresa no es rentable, entonces empecemos a movernos”, ha añadido.

NEGOCIACIÓN COLECTIVA

Garcinuño ha afirmado que en la negociación colectiva, salvo la firma de algunos convenios a principios de año que “no ha estado mal”, se está en una situación de “impasse”.

Según ha explicado, las mesas del Comercio siguen abiertas y, por tanto, cabe “una esperanza real” porque hay “cierta conversación entre sindicatos y patronal” pero, por contra, hay otros convenios importantes como el del Metal vizcaíno donde “no se están dando esos pasos” y no hay la “sensación de que nada vaya a cambiar porque los discursos están siendo muy parecidos”.

“Cuando uno escucha a la secretaria general de LAB decir que el futuro pasa por una mayor confrontación, realmente uno cree que estamos en órbitas distintas. Ni siquiera se cuidan las formas a la hora de decir el futuro pasa por un acuerdo, por una mayor colaboración, por una cesión de partes que sería lo lógico porque para llegar a un acuerdo las dos partes tienen que ceder”, ha añadido.

Garcinuño ha indicado que “aquí es lo contrario y no pasa nada”, y el discurso es que “hay que tener más confrontación y poner contra la pared a la empresa y, de esa manera, se conseguirá un resultado”. Ello, a su juicio, es una política “equivocada” y que no va a conducir “a un resultado claro” porque “la presión, en la mayoría de los casos, no conduce a un resultado positivo”.

“Lamentablemente, estamos abocados durante un tiempo a iniciativas más personales como la que Confebask ha desempeñado recientemente con el acuerdo sobre un nuevo marco de relaciones laborales. Vamos a salir por algún sitio, vamos a ofrecer a nuestras empresas algún camino, visto que lo demás está bloqueado”, ha manifestado.

Por otra parte, Garcinuño, que ha defendido la flexibilidad, ha señalado que tiene la esperanza, a medida de que la situación económica mejore, de que hay “determinado volumen de contratación parcial” que se tiene que reconducir a “un contrato temporal de más duración” para acabar “algún día”, si se dan las circunstancias, en un contrato indefinido.

En relación a la reforma laboral, que les ha aportado “un cierto oxígeno para soportar el chaparrón durante seis largos años”, ha indicado que si un nuevo Gobierno la deroga, lo aceptarán y se cumplirá la norma. “No pediremos a los sindicatos la renuncia al cumplimiento de esa ley como los sindicatos, algunos de ellos, nos están exigiendo a hora en las mesas de negociación”, ha dicho, en referencia a ELA y LAB.

ECONOMÍA SUMERGIDA

Por otra parte, el presidente de CEBEK ha afirmado que resulta “realmente preocupante” que exista en Euskadi un 17% de economía sumergida, pero ha apuntado que el dato “no es del todo malo, viendo el entorno”. Asimismo, ha apelado a ser “pulcros” en la gestión de los impuestos y ha asegurado que, cuando una empresa comete fraude, genera “una competencia desleal”.

Se ha referido, al informe “Economía Sumergida y Fraude Fiscal en Euskadi” que estima que, a lo largo del periodo 1990-2014, la economía sumergida en Euskadi oscilaba aproximadamente en torno al 17% de su economía legal, aproximadamente unos cinco puntos por debajo del Estado y en niveles similares a Europa.

El presidente de la patronal vizcaína ha indicado que es un dato que “siempre se tiene que contextualizar como todos” y ha precisado que “el 17% dicho de forma escueta como una foto, no es una foto buena”.

“Nosotros, desde las organizaciones empresariales, pensamos que esa política de alguna forma de escamotear ingresos a la Hacienda no es una política adecuada, solidaria para toda la sociedad”, ha añadido.

Por contra, ha afirmado que, si ese dato del 17% lo contextualizamos en “un entorno europeo, español” en el que las “malas prácticas o la picaresca está a la orden del día” realmente “no es un mal datos”, ya que en el entorno europeo se manejan “cifras similares y estas cifras son, en todo caso, considerablemente más bajas que las cifras de fraude en el resto de España”.

“Lo que ocurre es que hablar de que el 17% es un dato no del todo malo desde el punto de vista del fraude es como, cuando nos toca hablar, sobre accidentes laborales o sobre violencia machista y le preguntan a uno qué le parece que haya habido en este año 17 mujeres muertas, pues realmente es una irresponsabilidad decir que ese dato no es del todo malo, es un dato francamente malo, no tendría que haber ninguna”, ha añadido.

Garcinuño ha manifestado que, en el fraude, “ocurre lo mismo” y “no tendría que existir fraude”, y lo que “ocurre es que está vinculado a la condición humana “no solo de las empresas, sino de las propias familias también”. “El fraude, de alguna forma, no solo se da en el ámbito empresarial sino que también se da en el ámbito privado o familiar, asociado a otro tipo de impuestos como son el IVA o la Renta”, ha añadido.

Preguntado por si considera que es competencia desleal, el presidente de la patronal vizcaína ha manifestado que, cuando hay que competir con empresas de las que tienes “la sospecha de que quizá no sea todo limpio”, realmente “hay gente que está jugando con un 21% de ventaja en el precio ofertado a un cliente en la medida en la que uno va a declarar el IVA y el otro no lo va a declarar”.

COMPETENCIA DESLEAL

Garcinuño ha asegurado, por tanto, que genera una “competencia desleal”, y cree que se deben adoptar, ante el fraude, medidas “culturales, educativas que se aprenden desde un niño”, además de otras coercitivas “en orden a que, tanto las empresas como las familias, como los autónomos nos sintamos presionados para que esta realidad no sea la del 17%”, que, según ha insistido, no es un dato “del todo malo viendo el entorno”.

El presidente de Cebek ha señalado que hay que ser “pulcros” en toda la gestión de los impuestos y en la declaración de los ingresos por “una cuestión de pura solidaridad ante los demás, por una cuestión de competencia leal y por propia responsabilidad social”.

ELECCIONES

Garcinuño ha afirmado también que la repetición de las elecciones generales y el hecho de que las encuestas “no aclaren bien el panorama político futuro”, sí que supone un “cierto parón” para la economía.

El máximo dirigente de la patronal vizcaína ha indicado que es “tan importante” que exista un Gobierno “estable” que no esté sometido a “vaivenes constantes”, desde el punto de vista político”, como que la política de ese Ejecutivo sea “acertada”. “Nos preocupa tanto una cosa como otra”, ha añadido.

Ha asegurado que el hecho de que se repitan las elecciones y, además, las encuestas “no aclaran bien el panorama político futuro”, sí que supone un “cierto parón” para la economía”, sin “ninguna duda”.

“Hay inversiones que se pueden ralentizar, quizá no las importantes, no las estratéticas que una empresa tiene que tomar, pero no hay que olvidar que la Administración es un buen cliente de muchas empresas y sí que realmente va frenando sus procesos de compra e inversión a medida que se acerca una fecha electoral”, ha apuntado.

Por ello, ha indicado que “sí es importante” que se forme “lo más pronto posible” un Ejecutivo y que éste haga una “política económica acertada”.

Por último, Iñaki Garcinuño ha afirmado que un periodo electoral no es solo el momento en el que se celebran los comicios, sino que ya, “desde meses antes, se empieza con la precampaña, luego con la campaña y la formación del Gobierno”. “La verdad es que el barbecho de estas elecciones está siendo excesivamente largo”, ha apuntado.

 

Menu
El navegador que está utilizando es una versión obsoleta.

Para visualizar correctamente esta página le recomendamos que instale o actualice su navegadorSi, quiero actualizar mi navegador

×