InicioLlámanos
94 400 28 00
Contacto eseu

Iñaki Garcinuño en Radio Euskadi: “unas nuevas elecciones pueden ser el elemento principal de falta de confianza empresarial”

la foto3

Iñaki Garcinuño. Foto de Archivo

El presidente de Cebek, Iñaki Garcinuño, ha mostrado su preocupación ante la posibilidad de que se tengan que repetir las elecciones generales porque, aunque ahora la actual falta de Gobierno central es un “elemento más de incertidumbre”, si finalmente hay que repetir los comicios, “es muy probable que se convierta en el elemento principal de falta de confianza empresarial”.

En declaraciones en entrevista telefónica a Radio Euskadi, ha indicado que la situación política “siempre” afecta a la economía y “siempre que existe una incertidumbre, falta de estabilidad o de un timón que maneje las riendas, la economía se resiente” y “no ayuda”.

No obstante, ha indicado que, a pesar de las afirmaciones del presidente de Confebask, Roberto Larrañaga, respecto a los efectos de la falta de Gobierno, cree que “quizá” todavía se está, “dentro de los plazos convenidos” para llegar a un acuerdo y, por lo tanto, ha asegurado que no le preocupa el “tiempo transcurrido” que considera que es “el normal en una negociación difícil” como consecuencia de los resultados electorales, sino, sobre todo, “la incertidumbre de cara al futuro” y el estado en el que se encuentra la negociación que parece “absolutamente bloqueada”.

Preguntado por cómo afectan estas situaciones a la economía, ha indicado que, cuando se da un “momento de incertidumbre”, habitualmente existe una “parálisis” del gasto público porque, aunque esté contabilizado en los presupuestos, existe una “falta de iniciativa personal y política” para llevar a los proyectos. “Se nota una falta de puesta en marcha de proyectos que ya están diseñados y lo que falta es la ejecución”, ha añadido.

Garcinuño ha apuntado que, sobre todo, afecta más al “clima de confianza” en el que se basa “la inversión y el gasto” y que se puede “resentir” al “no existir unas normas estables”.

ELECCIONES

“Es una cuestión no tanto de lo que hemos vivido hasta ahora sino de lo que puede venir a partir de ahora si es que las elecciones son la salida única a esa negociación”, ha añadido.

Garcinuño ha apuntado que la “preocupación principal” se debe a la posibilidad de que se tengan que repetir las elecciones porque “ya no son cuatro meses de una negociación” que entiende “normales” en la “formación de un Gobierno difícil como es éste”, sino que conllevaría “plazos excesivamente largos” para la conformación del Ejecutivo que podría no darse hasta después del verano.

“Esos meses transcurridos sí que ya empiezan a ser excesivos para ese marco de confianza empresarial que siempre se necesita y sí es quizá donde esta ligera desaceleración económica que ya estamos viendo en los primeros meses del año esté más condicionada por esos meses perdidos que quizás ahora que está más condicionada por situaciones macroeconómicas como es el tema de China o el precio de petróleo”, ha añadido.

A su juicio, en estos momentos, es un “elemento más de incertidumbre” pero, si se produce una repetición de elecciones, “es muy probable que ya se convierta en el elemento principal de falta de confianza empresarial”.

Preguntado por si atribuye la desaceleración de los últimos meses a esta situación política, ha indicado que ahora mismo no lo achacaría y cree que es un “elemento más” la falta de Gobierno, pero “no es el elemento principal” porque existen “otras muchas cuestiones como la propia marcha de la economía europea” que, ahora mismo, “está condicionando y hace que “no se note el empuje de final de año 2015″.

“Pero si esto se alargara en el tiempo, quizá si se convertiría en un elemento principal”, ha apuntado. Garcinuño ha añadido que no solo es importante la formación de un Gobierno y que sea “estable”, sino también el “tipo de Gobierno que se conforma”.

Según ha destacado, para el mundo empresarial y económico es “muy importante” que las líneas económicas futuras estén “orientadas claramente a la generación de actividad económica, por un lado, y, por otro, a tener una economía y unas cuentas saneadas, ajustadas y consolidadas para no generar más déficit que el que España ya tiene, que es bastante grande”.

Garcinuño ha afirmado que no tienen preferencias de cara al nuevo Gobierno y ha recordado que no se suelen “prodigar” en hablar de siglas, pero sí “quieren ver la política, la política económica, industrial, con un fuerte peso de la industria”.

Asimismo, cree que hay que “evitar caer en populismos” basados en el “incremento desmesurado del déficit” por el hecho de “contentar a una sociedad que lo que está esperando una marcha de la economía mejor”.

Garcinuño ha destacado que la situación en Euskadi es diferente  ”Aunque, sí que es cierto, como decía el presidente de Confebask, que nuestra economía depende mucho de ese mercado interior que es el mercado español, que es uno de nuestros principales clientes y, lo que le ocurre, nos afecta, sin duda, a nosotros, pero nuestra economía está fuertemente internacionalizada y, por tanto, la marcha de Europa también nos condiciona”, ha manifestado.

En este sentido, considera que Euskadi es “una isla en cuanto a estabilidad política” y eso supone un “elemento claro de tracción y de inversión extranjera”.

Menu
El navegador que está utilizando es una versión obsoleta.

Para visualizar correctamente esta página le recomendamos que instale o actualice su navegadorSi, quiero actualizar mi navegador

×