InicioLlámanos
94 400 28 00
Contacto eseu

Iñaki Garcinuño en ETB “La flexibilidad no significa más horas y menos salario”

IGcnuñpreducidopaweb

El presidente de CEBEK Iñaki Garcinuño, aseguró este martes que la patronal “no pide nada raro” con su propuesta de un nuevo modelo de relaciones laborales para el futuro, y que la flexibilidad laboral “no significa más horas y menos salarios”, sino “responder adecuadamente a los pedidos y necesidades de la empresa”.

Garcinuño se refirió así, en una entrevista a ETB 1 a la presentación por parte del presidente de Confebask, Roberto Larrañaga, de “un modelo de relaciones laborales de futuro” elaborado por la patronal vasca y sus asociaciones miembro Adegi, Cebek y SEA, una propuesta que ya fue dada conocer en la mesa de diálogo social.

En este sentido, destacó que se trata de “un documento importante” ya que “la crisis nos pedía hacer algo nuevo y pensamos que debíamos renovar las relaciones laborales”. Garcinuño recordó que ya presentaron dicho documento el pasado mes de noviembre en la mesa de diálogo social, en la que participan los representantes empresariales junto a los sindicatos CC.OO. y UGT, y “lo más interesante fue que comenzamos a debatir y a pasarnos documentos unos a otros”.

“Lo que ocurre es que dos sindicatos importantes, como ELA y LAB, no quieren sentarse en esa mesa, aunque sean sindicatos potentes y cobren mucho dinero público, y eso es triste, porque ni siquiera han leído el documento, aunque lo veo normal, porque la estrategia sindical lleva tiempo en una línea dura y en este caso ha sido evidente que su estrategia es seguir bloqueando la negociación y esto no les ha gustado nada”, aseguró.

Garcinuño afirmó que a la patronal le gustaría que el proyecto empresarial se viera “como un trabajo colectivo”, lo que significaría, por un lado, que los empresarios/as “haríamos autocrítica para introducir la transparencia y decir a la gente qué problemas tenemos, qué esperamos, qué esperanzas tenemos, y, por contra, pediríamos esa flexibilidad laboral para responder adecuadamente a las peticiones de nuestros clientes, que cada vez son más duras y más costosas de lograr”.

“Con eso tendríamos el equilibrio. Nosotros no pedimos nada raro. La flexibilidad laboral no significa más horas y menos salario, sino que significa responder adecuadamente a los pedidos y necesidades de la empresa, reiteró.

PROCESO LARGO

En este sentido, Iñaki Garcinuño admitió que la introducción de ese nuevo modelo de relaciones laborales en las empresas va a ser “un proceso largo” porque conlleva “cambiar de costumbres”, y que será “un gran problema comunicar todas esa información”, sobre todo en las empresas familiares.

El presidente de la patronal vizcaína aseguró que “las cosas se hacen mejor si se pone todo encima de la mesa, si la gente sabe si la empresa va bien o mal, o si sabe qué es lo que se pide para que vaya mejor, o por qué es importante este cliente o sacar este pedido o trabajar el sábado o el domingo”. “Si se pone todo eso encima de la mesa, la gente normalmente responde mejor, y ya lo hemos puesto en práctica en muchas empresas en esta crisis y la experiencia ha sido buena”, explicó.

Asimismo, destacó que los/as empresarios/as “necesitan a los sindicatos” para firmar los convenios colectivos, pero que, “en muchas empresas pequeñas y no tan pequeñas”, no hay sindicatos y ni siquiera se celebran elecciones sindicales, “porque son pequeñas o porque no hay candidatos”.

“Y si a todo le sumamos que no hay nuevo convenio colectivo que ponga nuevas normas, a veces las empresas se sienten solas y con una gran responsabilidad sin saber qué hacer, y para eso estamos las organizaciones”, añadió.

Por ello, ha considerado que, si los sindicatos entran a debatir el nuevo documento sobre las relaciones laborales elaborado por la patronal, “mucho mejor, porque podríamos cambiar algo y llegar a ponernos de acuerdo, aunque vista la trayectoria de ELA y LAB, es difícil pensar así”. “Creo que los sindicatos son necesarios en nuestra sociedad, pero en algunos casos no son imprescindibles”, aseguró.

Respecto a la postura de ELA y LAB de no participar en la mesa de diálogo social, Garcinuño afirmó que, mientras la patronal “va a negociar a todas las mesas, ELA no viene nunca y LAB a veces tampoco”, y criticó que les piden que “rechacemos la reforma laboral, y eso no es una manera adecuada de comenzar una negociación”.

En este sentido, aseguró que a los sindicatos “les conviene mantener esta estrategia, la estrategia del conflicto”. “Lo que ocurre es que estamos viendo que los trabajadores no les siguen -ha añadido-, y tanto a ellos como a nosotros nos conviene un proyecto diferente en la empesa, un proyecto de trabajo en común y en equipo”.

SALARIOS

Además, el presidente de CEBEK dijo que la patronal trata de relacionar los salarios y con la marcha de la empresa, y se preguntó si es más importante “mantener el puesto de trabajo quizás uno o dos años, o mantener la empresa, la estabilidad y, a partir de ahí, si hay dinero, subir poco a poco los salarios”.

“Hay que ver si hay beneficios, porque en algunos casos la empresa no avanza y hay sectores en los que el 50% de las empresas están perdiendo dinero, y en esos casos decimos que no es posible (el incremento salarial). Nosotros aceptamos que debemos mantener los salarios altos, pero que no se pueden incrementar si la empresa no va bien. Por eso tratamos de relacionar el salario con la marcha de la empresa”, explicó.

 

Menu
El navegador que está utilizando es una versión obsoleta.

Para visualizar correctamente esta página le recomendamos que instale o actualice su navegadorSi, quiero actualizar mi navegador

×