InicioLlámanos
94 400 28 00
Contacto eseu

Garcinuño lamenta el accidente de Ondarroa y apela a “no bajar la guardia” pese a que se aplican las medidas de seguridad

IMG_5080 1

Audio con entrevista completa aquí

 

El presidente de Cebek, Iñaki Garcinuño, ha lamentado el accidente laboral que costó la vida este lunes a dos trabajadores en Ondarroa y ha asegurado que, aunque las empresas siguen aplicando “con responsabilidad” las medidas de seguridad, “no hay que bajar la guardia”.

En una entrevista a Onda Vasca, se ha referido, de esta manera, al accidente ocurrido este lunes en Ondarroa, donde fallecieron dos trabajadores tras la explosión en una fábrica de hielo.

Garcinuño ha afirmado que es una noticia “triste y lamentable” y ha indicado que habrá que analizar qué es lo que ha ocurrido. “Desde luego empezamos el día con malas noticias”, ha añadido

El presidente de Cebek ha asegurado que habrá que esperar a los análisis que realicen los técnicos de Osalan y ha apuntado que, en principio, “todo apunta a ese fallo con el escape de amoniaco y la posible explosión del compresor”, pero “habrá que ver cuáles son las causas que lo propiciaron”.

ACCIDENTES DE TRABAJO

Garcinuño ha apuntado que el repunte de la economía y el aumento de los accidentes laborales son “variables que suelen ir acompañadas la una de la otra”. Según ha indicado, lo “normal” es que “a más actividad económica y más empleabilidad” exista un “ligero incremento” de los accidentes de trabajo.

No obstante, ha precisado que, aunque en 2015 ha aumentado el número de accidentes, sin embargo, la cifra de fallecidos “se ha mantenido con más actividad económica”.

En relación a la seguridad en el trabajo, ha manifestado que las e empresas vascas y vizcaínas siguen “aplicando responsablemente las medidas económicas y de seguridad oportunas” para que los accidentes “no se produzcan”, pero “no hay que bajar la guardia” porque “éste es un aspecto absolutamente prioritario”.

“Yo suelo decir que nadie debería morir trabajando y, realmente, si hay algo importante, antes que el trabajo, es la vida, así que debemos empeñarnos todos tanto la empresa como los propios trabajadores para que esas normas de las cuales nos hemos dotado, como normas de seguridad, se implanten sí o sí durante todo el horario de trabajo”.

 

En otro orden de cosas el presidente de Cebek, Iñaki Garcinuño, ha afirmado que “incertidumbre” es la “palabra que define” la actual coyuntura económica y ha asegurado que se hará un “flaco favor” al crecimiento económico si se modifica la reforma laboral para introducir una “mayor rigidez” en el mercado laboral.

Garcinuño ha asegurado que, en estos momentos, se está dando una “mejoría con incertidumbre”.

Según ha apuntado, se concluyó 2015 con un “buen trimestre último”, en el que se dio una “fuerte actividad económica”, pero, desde enero, constataron que las cuestiones macroeconómicas empezaban “a condicionar de forma negativa otra vez”.

Garcinuño ha indicado que nuestro crecimiento no es “absolutamente estable” y se sigue en un entorno europeo de “un crecimiento lento” comparado con el de EEUU. El presidente de Cebek ha apuntado que la “fuerte” bajada del petróleo tiene sus aspectos “enormemente positivos” como es el ahorro energético, pero también tiene un “componente negativo” para las empresas que “trabajan condicionadas por esa materia prima” como son Tubacex, Tubos Reunidos o Productos Tubulares.

El presidente de Cebek ha añadido que también hay una “afección importante” en la recaudación fiscal derivada de la actividad de Petronor y del precio de la gasolina.

“Son variables que nos condicionan y lo que parecía ser una marcha claramente positiva, sigue siéndolo, pero condicionada, con una ligera desaceleración en ese crecimiento”, ha manifestado.

A su juicio, todo ello son las consecuencias de un entorno “absolutamente globalizado”. “No solo dependemos de lo que nosotros hagamos, de nuestra competitividad, de nuestra venta, sino que el entorno al cual vamos dirigidos realmente nos condiciona. La geopolítica tampoco está ayudando, existe más tensión política en muchas partes del mundo y eso nos afecta sin duda”, ha agregado.

SECTOR DEL ACERO

Garcinuño ha indicado que el sector del acero está en una situación “un tanto crítica” debido al entorno macroeconómico. Según ha apuntado, el “bajón” que se está produciendo en el crecimiento de China “realmente afecta a todo el mundo”.

En este sentido, ha manifestado que la caída del consumo interno de su acero, unido a que no se da un descenso de la producción, lleva a que “el mercado se llene de acero, de acero mucho más barato, de acero más contaminante que el que nosotros producimos”.

“Mientras Europa no se blinde como lo ha hecho EEUU con medidas rápidas antidumping, realmente tenemos un acero en el Puerto mismo de Bilbao a un precio bastante más barato que el que somos capaces de generar nosotros”, ha añadido.

Garcinuño ha defendido la necesidad de adoptar medidas, de manera “rápida”, algo que “no es capaz de hacer el entorno institucional europeo”. “La verdad es que no nos hemos dotado de esa agilidad para poder decidir las cosas de forma rápida. Hablar de que en nueve meses somos capaces de tener una normativa que nos proteja de ese acero chino, realmente es hablar de tiempos muy tardíos”, ha manifestado.

Por otra parte, ha manifestado que el sector del acero es “intensivo en mano de obra” y la producción está concentrada “en manos de multinacionales”.

“Ello tiene sus consecuencias, es más difícil que esa multinacional, dueña de Arcelor de alguna forma esté tan vinculada al territorio vasco y sus trabajadores y a los proveedores locales como lo están otros empresarios que desarrollan su actividad aquí”, ha añadido.

Garcinuño ha indicado que, cuando “se trata con multinacionales”, la consecuencia es que las decisiones “nos vienen desde muchos kilómetros de distancia y es difícil poder influir sobre ella”.

REFORMA LABORAL

Por otra parte, en relación a la reforma laboral y a la posibilidad de que se quiera modificar, ha señalado que hay aspectos de esa reforma que se deberían cambiar como la “excesiva judicialización” que se ha dado de “muchos” de sus puntos y eso, a su juicio, sería “positivo”.

“Si la reforma que pretenden hacer es, en orden a generar mayores rigideces en el mercado laboral y en las decisiones que las empresas tenemos que tomar ante situaciones difíciles, como muchas que nos vienen, harían una flaco favor al crecimiento económico general. Habrá que esperar a ver”, ha añadido.

No obstante, ha asegurado que Cebek, “con la misma reforma o con distinta, con cualquier legislación”, lo que hace es “cumplirla” y “no poner condicionantes a la negociación colectiva” por el hecho de que la legislación vigente sea “una u otra”.

Garcinuño ha señalado que, sin embargo, hay sindicatos como ELA y LAB que, “de alguna forma, no propician ningún tipo de negociación mientras no renunciemos a la legislación vigente”.

El presidente de Cebek ha manifestado que la legislación laboral actualmente vigente “no es la causa del bloqueo” en la negociación colectiva, que “lleva bloqueada mucho tiempo atrás”. “Sindicatos como ELA hace muchísimos años que no han firmado un convenio colectivo, por ejemplo, en el Metal y, por tanto, no podemos achacar a la legislación actual esa falta de actividad”, ha añadido.

No obstante, ha destacado que, en los últimos meses, se ha producido la firma de algunos convenios “menores” en Bizkaia, “incluso con firma de LAB”, pero ha apuntado que “la protección que se está dando a las empresas y los trabajadores es escasa a día de hoy”.

Garcinuño ha subrayado, por otra parte, la paz social que se está dando en Euskadi y que “se está viendo en las calles”. “Yo creo que, de un tiempo a esta parte, las empresas están estableciendo cauces de entendimiento entre sí, entre sus empresarios y entre los trabajadores, de tal forma que esa conflictividad no está llegando a la calle y se están buscando soluciones, en ocasiones, sencillas para que la competitividad de la empresa se pueda mantener”.

A su juicio, ello es “netamente positivo” pero cree que, a pesar de ello, es necesario también que se firmen convenios colectivos sectoriales en Bizkaia y que se establezca, “en la medida de lo posible, una barrera a esos convenios estatales que, cada vez, están regulando más condiciones de nuestros propios convenios provinciales”.

Sobre la evolución de las condiciones laborales en los últimos años, el responsable de Cebek ha asegurado que, a raíz de la reforma laboral, todos los años, a partir de su aprobación en 2012, la patronal vizcaína ha recomendado a las empresas el mantenimiento de las condiciones salariales y de la jornada.

“En ningún caso hemos recomendado un descenso en esas condiciones, siempre y cuando la empresa fuera capaz de sostenerlo, evidentemente, antes y ahora, si una empresa no lo puede sostener, tiene cauces para poder descolgarse del convenio u otro tipo de medidas”, ha añadido.

En este sentido, ha manifestado que “mayoritariamente” se han mantenido las condiciones y, en este sentido, cree que la empresa ha sido “mayoritariamente responsable en sus actuaciones”.

Garcinuño ha reconocido que “es cierto” que, debido a la “incertidumbre” que tienen las empresas y los problemas que existen en la actividad económica, no se genera “un empleo lo suficientemente estable”.

“Es cierto que la contratación temporal prima sobre la nueva contratación, no sobre la antigua, pero eso es debido básicamente a que nuestra actividad económica no es estable”, ha añadido.

Garcinuño ha asegurado que, cuando sea “estable”, tiene que “cambiar” y ha apuntado que, de hecho, se tienen unos porcentajes de contrato indefinido “muy por encima” de los del Estado, por encima del 75% de la población trabajadora y con unos salarios “entre el primero y el segundo del Estado español, solo superados por Madrid en algunos momentos”.

Menu
El navegador que está utilizando es una versión obsoleta.

Para visualizar correctamente esta página le recomendamos que instale o actualice su navegadorSi, quiero actualizar mi navegador

×