InicioLlámanos
94 400 28 00
Contacto eseu

Garcinuño en Onda Vasca: “Creo que no habrá la conflictividad extrema que auguran los sindicatos y que se mantendrán salarios”

 

Cree que no habrá “la conflictividad extrema” que auguran los sindicatos y que se mantendrán salarios

Garcinuño dice que, aunque “cuando uno lee al FMI el ánimo baja”, existen “algunos índices que hablan de un cambio de tendencia”

    El presidente de Cebek, Iñaki Garcinuño, ha considerado que no se va a dar la “conflictividad extrema” que están augurando “algunos sindicatos”, como consecuencia del decaimiento de convenios por la aplicación de la reforma laboral, y ha asegurado que la mayor parte de empresas mantendrán jornada y salarios.

   En una entrevista concedida a Onda Vasca, FotoIñakiGarcinuño2013enbaja ha señalado que la principal diferencia para no poder alcanzar un acuerdo interprofesional en Euskadi fue la ultraactividad de los convenios y, en este sentido, ha asegurado que “la mejor ultraactividad habría sido la firma de los propios convenios colectivos”.

   “En algunos ha sido posible, y en otros ha sido imposible porque había una mayoría de ELA que impedía siquiera el mínimo acercamiento”, ha lamentado y ha precisado que, a su entender, “el convenio provincial es el mejor paraguas normativo para trabajar sin confluicto” y, por tanto, si ha habido “coincidencia con ELA, desde luego, no ha sido por nuestra propia voluntad”.

   En esta línea, ha explicado que, en la mayoría de mesas de negociación, la plataforma de la patronal eran convenios colectivos que mantenían las condiciones anteriores a la reforma laboral y “lo único que pedíamos era que esas tablas salariales anteriores se ajustaran de alguna manera a la reforma laboral vigente”.

   Tras el 7 de julio, ha indicado “se abre un espacio en el que el ámbito principal de decisión está en las empresas” y ha opinado que, aunque “puede haber de todo y habrá empresas que tengan en la rebaja salarial su única salida” a la crisis, “muchas más empresas van a estar en la tesis de mantener las condiciones salariales, la jornada laboral, y poder ajustarse en otros aspectos de flexibilidad” y otras, en las que “su marcha es buena” y valoren “la paz social”, tengan “idénticas condiciones a las anteriores”.

   El presidente de Cebek ha destacado, además, que “en muchas empresas se están aplicando ya antes del 7 de julio cuestiones vinculadas a la flexibilidad” y existe “una confianza, una costumbre de hablar con los trabajadores”.

   En este sentido, se ha mostrado convencido de que “toda esa sensación de conflictividad extrema que desde algunos sindicatos están tratando trasladar no se va a dar” porque los trabajadores están “en una línea distinta” a sus representantes sindicales, como demuestra la respuesta a las huelgas generales.

   Garcinuño ha reconocido que “muchas cuestiones puedan acabar en vía judicial” porque se pueden dar interpretaciones distintas “en una ley que no es muy clara” en diversos aspectos. De cualquier modo, ha explicado que Cebek ha recomendado a sus asociados “trabajar con responsabilidad y prudencia”, haciendo “un diagnóstico” y adoptando las medidas oportunas en función de él.  

   En esta línea, se ha referido a la situación del sector de Artes Gráficas y ha precisado que, en la comunicación que se ha trasladado, se ha informado que el ámbito normativo pasa a ser el convenio estatal, pero “no se recomienda una rebaja salarial”. “En nuestras juntas directivas, hemos recomendado que a ser posible, en la medidas de las necesidades de cada uno, se intente mantener jornada y salario, salvo en las empresas que estén en una situación tan delicada”, ha señalado en relación a las críticas sindicales sobre la posible aplicación del convenio estatal.

   El presidente de Cebek ha asegurado que la firma de acuerdos es un objetivo “prioritario” para la patronal vizcaína y ha indicado que, en aquellos casos en los que UGT y CC.OO. cuentan con mayoría, el acuerdo “siempre ha estado más cerca”, mientras que en los que ELA es mayoritario ha sido “imposible siquiera empezar a hablar de condiciones”. En relación a LAB, ha lamentado que “se han acercado posturas de manera muy tarde”.

   Tras lamentar que “nunca da la sensación de que los empresarios tenemos una imagen suficientemente buena”, ha agradecido la labor de mediación del Gobierno vasco, aunque ha precisado que, cuando se les trasladó el documento del lehendakari para intentar alcanzar un acuerdo sobre negociación colectiva, “ya estábamos negociando con CC.OO. y UGT. algo en esa línea”.

   Según ha indicado, “las relaciones son buenas” en la medida en que el lehendakari ha transmitido “la importancia de los empresarios en esta sociedad” y, por ello, se sienten “ampliamente respaldados”. No obstante, ha reconocido que “habríamos deseado que en algunas declaraciones vinculadas con la reforma laboral hubiéramos podido ponernos de acuerdo sobre qué aspectos son realmente importantes, y en los que podemos coincidir y apoyar, y en qué aspectos cada uno tiene libertad para apoyar o no”.

   En materia de fiscalidad, ha asegurado que los empresarios “lo único que pedimos es que en cuestiones como el IRPF y el Impuesto de Sociedades, incluso otros impuestos, se analice en qué grado” nos encontramos en relación al resto de Europa. “No vaya a ser que estemos compitiendo con países con fiscalidad más ventajosa para la empresa”, ha advertido.

   En relación a las perspectivas económicas, ha indicado que, pese a que “cuando uno lee al FMI el ánimo baja”, existen “algunos índices que están hablando de un cambio de tendencia” como el de desempleo, aun siendo “dramático” en términos absolutos, el de gestión de compras o el de creación de empresas.

 

 

 

Menu
El navegador que está utilizando es una versión obsoleta.

Para visualizar correctamente esta página le recomendamos que instale o actualice su navegadorSi, quiero actualizar mi navegador

×