InicioLlámanos
94 400 28 00
Contacto eseu

Francisco J. Azpiazu ve “ignorancia” o “mala fe” en el cuestionamiento del Concierto y el Cupo, “parte del ADN” de Euskadi

IMG_2379

El secretario general de Cebek, Francisco Javier Azpiazu, ha asegurado que el cuestionamiento del Concierto Económico vasco y el Cupo, surgido en los últimos días, se debe a la “ignorancia” o a la “mala fe”, y ha defendido ambos elementos como “parte del ADN” de Euskadi y “base” de su autobobierno.

En una entrevista en Radio popular Azpiazu ha asegurado que el debate sobre el Concierto económico es “recurrente” en los últimos años y ha recordado que los propios representantes empresariales vascos han debido hacer “un ejercicio de pedagogía para explicar qué es el Concierto” y “dónde están su anclajes jurídicos e históricos”.

A su juicio, las declaraciones de los últimos días al respecto, “el cuestionamiento del Concierto” y la forma de calcular el Cupo “que paga Euskadi al Estado por los servicios no transferidos y por la ejecución de determinadas políticas que Estado realiza aquí”, se han hecho “desde la más absoluta ignorancia”, en unos casos, y en otros “de mala fe”.

Se ha felicitado de que el Concierto sea “afortunadamente”, un “valor” compartido” en Euskadi por las instituciones públicas, partidos políticos, organizaciones empresariales y sindicatos, y constituya un elemento “que forma parte del ADN del país”. “No está en cuestión ni estará en cuestión, ha advertido.

Además, ha recordado que constituye “un ejercicio de responsabilidad y también de riesgo” porque “obliga a una buena gestión recaudatoria y a una buena gestión del gasto”. “Lo fácil es que recauden otros y que lo gaste yo”, ha señalado.

Azpiazu se ha referido también al Cupo, que “no es algo que se impone desde un lado u otro”, sino una cuantía “que se pacta”. “Creo que el cuestionamiento fuera de Euskadi del Concierto y el Cupo tiene que ver en muchas ocasiones con el desconocimiento, que es muy habitual, y en algunos hay un poco de mala fe”, ha afirmado.

Por ello considera que “se debe insistir mucho” en explicar “a la sociedad y a los jóvenes” que el Concierto “es la clave del autogobierno en Euskadi, además de “un ejercicio de riesgo y responsabilidad”.

 

Azpiazu cree que Guibelalde quiso decir que “echaba de menos más vocaciones empresariales” cuando habló de los jóvenes

 

El secretario general de Cebek, Francisco Javier Azpiazu, ha asegurado también que el presidente de Adegi, Pello Guibelalde, quiso decir que “echaba de menos más vocaciones empresariales” cuando aseguró que los jóvenes de Gipuzkoa carecen de vocación empresarial por “falta de hambre” y debido a que “viven una vida muy cómoda”.

Las críticas generadas tras esta afirmación han hecho que este mismo miércoles el máximo dirigente de la patronal guipuzcoana haya pedido disculpas por la forma en la que expresó su “preocupación por el descenso de vocaciones empresariales”. “No fue la más adecuada”, ha admitido en un comunicado.

En la entrevista concedida a Herri Irratia-Radio Popular, Azpiazu ha afirmado también que, cuando escuchó y leyó las palabras de Guibelalde, le interpretó “seguramente, como había que interpretarle”. A su juicio, el representante de Adegi “lo que estaba diciendo es que echaba de memos que hubiera más vocaciones empresariales de las que hay”.

Para Azpiazu, el presidente de Adegi habría querido transmitir que echa en falta “que nuestros chicos que acaban sus estudios, traten de enfocar su vida personal y profesional fundando o creando una empresa, tratando de crear empleo y riqueza a través de esta vocación empresarial”. “Yo le interpreté así y le sigo interpretando así”, ha dicho.

El secretario general de la patronal vizcaína ha recordado que ha dicho “muchas veces” que, “quienes crean riqueza y bienestar en esta sociedad y en cualquiera, son las empresas”.

“Es extraordinariamente importante que sigamos manteniendo un tejido empresarial competitivo, que sigamos manteniendo las empresas que tenemos con una vocación de permanencia, con una vocación exterior, de innovar, de mejorar y crear nuevos puestos de trabajo, de mantener lo que en estos momentos tienen”, ha asegurado.

 

Cebek espera que la crisis de Volkswagen tenga “el menor impacto posible” en sus empresas suministradoras de Bizkaia

Azpiazu cree que la salida al ‘bloqueo’ negociador son convenios colectivos “con matices y especificidades” por sectores y empresas

El secretario general de Cebek, ha esperado que la crisis en Volkswagen, surgida a raíz de hacerse públicas las alteraciones de las pruebas de emisión medioambiental de la compañía, tenga “el menor impacto posible” en la empresas suministradoras de Bizkaia y de Euskadi, en general.

En la entrevista Azpiazu ha asegurado que los/as empresarios/as vizcaínos/as están “preocupados por esta cosa, por llamarlo de alguna manera”, surgida en las últimas semanas, especialmente por las declaraciones del presidente de la empresa automovilística, quien afirmó que “determinadas inversiones que no sean estratégicas o de mantenimiento iban a ser cuestionadas o, por lo menos, aplazadas”.

“Estamos preocupados por cómo puede afectar esto al tejido vizcaíno y vasco, confiamos en que lo haga de la mejor manera posible o con el menor impacto posible en las empresas nuestras, vizcaínas y vascas que son suministradores de esta marca fabricante de coches”, ha dicho.

Por ello, el secretario general de Cebek ha deseado que el “impacto” sea “el menor posible”. “Con esas contamos y esperemos que sea así”, ha manifestado.

BLOQUEO DE LA NEGOCIACIÓN

Por otra parte, Azpiazu se ha mostrado convencido de que la paralización de negociación colectiva “tiene poco que ver con la reforma laboral”, aunque “se está tratando de vender esta idea”.

“Los convenios colectivos están paralizados desde hace ya bastante tiempo, porque estamos trabajando y planteando salidas con esquemas distintos. Creo que la salida a este parón de la negociación colectiva tienen que ser convenios colectivos (…) con matices y especificidades en el seno de las empresas y de los sectores, porque no todos están en la misma situación”, ha defendido.

Por otra parte ha apuntado que los/as empresarios/as tienen pendiente la labor de “dar respuesta” a la comunicación y la transparencia entre directivos y trabajadores, así como a la temporalidad.

Según ha precisado, en Euskadi 76 de cada 100 contratos son indefinidos y el 80% de los/as trabajadores/as está contratado a tiempo completo. “La temporalidad se está agudizando desde el inicio de la crisis”, ha señalado, a la vez que ha llamado a “hacer un esfuerzo por rebajar las cifras de temporalidad”.

“RESOLVER PROBLEMAS”

Azpiazu ha asegurado que la temporalidad “es mala, en general”, por lo que ha insistido en la necesidad de que “los datos de temporalidad en la contratación sean cada vez menores” y se tienda a contratos “que den estabilidad a los trabajadores en el seno de las empresas”.

“Esto es bueno, no solo para proyectos de vida, sino que también es bueno en las empresas que los trabajadores tengan contratos largos en el tiempo que permitan una mayor implicación y mayor compromiso”, ha apuntado.

Ha señalado, sin embargo, que se producen situaciones para el empresario que precisan de “elementos de flexibilidad” para adaptarse a nuevas situaciones como la pérdida de grandes cargas de trabajo.

Por ello, el dirigente de Cebek cree que se deben resolver “problemas de carácter económico, de flexibilidad, de carácter regulatorio, para que estas cosas tengan una salida lo más efectiva posible para todos”. “Para la empresa y también para el trabajador”, ha señalado.

 

 

Menu
El navegador que está utilizando es una versión obsoleta.

Para visualizar correctamente esta página le recomendamos que instale o actualice su navegadorSi, quiero actualizar mi navegador

×