InicioLlámanos
94 400 28 00
Contacto eseu

Francisco J. Azpiazu: “empresarios y trabajadores están cansados de jugar en un campo permanentemente embarrado”

 

IMG_7697El Secretario Generla de CEBEK afirma en Radio Popular que no le parece “un mal modelo” un contrato único con una indemnización que crezca en función de los años trabajados

El secretario general de Cebek, Francisco Javier Azpiazu, ha afirmado que los empresarios y trabajadores vascos están “cansados” de “jugar en un campo permanentemente embarrado” y ha apostado por ir a modelos de participación y de compromiso en el mundo de la empresa”.

En una entrevista a Radio Popular, Azpiazu ha manifestado que, una vez puesta en marcha la reforma laboral hace dos años, existen tres “grandes problemas” desde el punto de vista laboral que se deben “encauzar” en Euskadi.

En concreto, ha señalado que no se puede seguir con el “campo permanentemente embarrado” y ha indicado que las empresas y trabajadores están “cansados de jugar en un campo lleno de agua, lleno de barro todos los días, cada día” y teniendo que afrontar “una apuesta por la confrontación que se plantea desde el mundo sindical y, más concretamente, desde algún sindicato mayoritario de este país”.

“Los trabajadores están ya cansados de esta situación y la tenemos que resolver de una vez por todas. Este es uno de los retos que tenemos en Euskadi y lo tenemos que superar, tenemos que ir a modelos de participación, a modelos de colaboración a modelos de compromiso en el mundo de la empresa”, ha afirmado.

El segundo problema es, a su juicio, la dualidad del mercado laboral porque hay empleados fijos con contratos estables y hay una parte importante de los trabajadores, fundamentalmente los jóvenes con contratos, “en muchos casos temporales y con unas condiciones distintas a las que tienen los empleados fijos”. Según ha indicado, eso tiene que ver en muchos casos con los modelos de contratación y con la realidad contractual que existe en el Estado que, “de alguna manera, hay que superarlo”.

Azpiazu ha señalado que la propuesta de contrato único con indemnización que va creciendo en función de los años trabajados no le parecer “un mal modelo”. “Sería un modelo a explorar”, ha indicado.

En relación al tercer problema, ha abogado que es necesario  modernizar las políticas activas de empleo y que Lanbide sea “un instrumento potente” de intermediación. En este sentido, se ha referido a la huelga convocada en Lanbide para el 2 de marzo y ha indicado que va a suponer una “traba importante” a la exigencia que se plantea desde el mundo de la empresa para que sea “un instrumento efectivo de intermediación”.

A su juicio, es un “despropósito absoluto” que “en nada va a ayudar”. “Es un ejemplo más del campo embarrado que tenemos en Euskadi, que, de una vez por todas, lo tenemos que superar”.

DIÁLOGO SOCIAL

En relación a la mesa de diálogo social, ha afirmado que los que “tenemos que mirarnos a los ojos somos los que estamos” y son los que tienen la obligación de buscar acuerdos que ayuden a mejorar el entorno sociolaboral. “Somos los que estamos, no quiero hablar de los que no están, no vamos a hablar permanentemente de aquellos que, desde hace mucho tiempo, han apostado por modelos de confrontación y no por modelos de colaboración, es un error estratégico de primera división, pero cada uno tiene que asumir sus propias responsabilidades”.

Azpiazu ha coincidido con el consejero de Empleo en que la mesa de diálogo social debe abordar una cuestión que, a su juicio, es “nuclear” como es la situación de “bloqueo” de la negociación colectiva. “Estamos de acuerdo en que se ponga la prioridad en esta cuestión porque es algo que no ocurre en otras partes del Estado”, ha manifestado.

A su juicio, ese “bloqueo” no deviene de la reforma laboral sino que ya existía desde hace 15 años como consecuencia de la “famosa ultraactividad”. “Antes los convenios se bloqueaban porque no aceptaban la inclusión de cláusulas de modernización de las relaciones laborales por parte empresarial y ahora están bloqueados porque una parte, que es la parte sindical, dice ‘yo no me siento a negociar hasta que renuncie a la legislación vigente’”, ha señalado.

Azpiazu ha indicado que se están perdiendo en Euskadi “muchos” convenios colectivos y unidades negociadoras que “están yendo fuera de aquí”. “Hay muchos convenios colectivos que se están negociando y filmando en Madrid y que afectan a los trabajadores vascos”, ha apuntado. Por lo tanto, ha manifestado que en Euskadi están desapareciendo convenios colectivos y que ya no somos capaces de regular las relaciones laborales que afecten a empresas y trabajadores. “Este es el gran drama de esta posición sindical que estamos viviendo en los dos últimos dos o tres años”, ha señalado.

SALARIOS

En materia salarial, ha recordado que Cebek ha recomendado a las empresas vizcaínas que cada empresario debe adoptar las decisiones que “más convengan a las empresas en relación a la competitividad, productividad al la situación del sector. Ha añadido que, si se decide aplicar incrementos salariales, que una parte importante de ellos se liguen a la cuestiones o a datos que sean medibles como la productividad de la empresas, las mejoras, los incrementos de ventas o la calidad de la producción.

“Es bueno que los incrementos poco a poco se vayan ligando, no tanto al IPC o el PIB, que tienen muy poco que ver con la productividad de una empresa”, ha señalado.

Según ha manifestado, el debate, en estos momentos, entre CEOE y los sindicatos tiene que ver con el hecho de que, en el caso de que se den incrementos, estos se puedan ligar a elementos medibles.

COYUNTURA

En relación a la actual coyuntura, secretario general de CEBEK ha afirmado que siguen las “dificultades” para generar empleo porque no se crea por “generación espontánea”, sino que se genera porque la actividad empresarial se dinamiza de una manera “importante”, porque hay confianza en los mercados y en los empresarios, lo que les lleva a invertir y finalmente deriva en la creación de puestos de trabajo.

“El empleo no nace de los sótanos de las instituciones públicas, nace fundamentalmente de la contratación que realizan las pymes, en un escenario de confianza que poco a poco se está creando, pero todavía nos queda para llegar a porcentajes de crecimiento del 2,5 ó 2,6%”, ha añadido.

“RECESIÓN HORROROSA”

Azpiazu ha indicado que estamos “mejor” porque se han vivido años de una “recesión horrorosa” y se ha perdido el 16% de las empresas en Euskadi, con el “drama” que ello supone. Ha señalado que ya en 2014 hubo un “cambio de ciclo importante” y se salió del escenario de la recesión pero cree que “nos va a costar tener situaciones de crecimiento y confianza económica” como para tener “escenarios de creación de empleo suficientes”.

“De la crisis saldremos cuando solventemos el principal problema que tenemos que es el desempleo porque un 15% es una cifra extraordinariamente alta a pesar de que sea mucho menor de la media que existe en el Estado. Tenemos todavía muchas cosas que hacer para mejorar este dato, que sigue siendo un dato malo”, ha añadido.

Azpiazu ha indicado que lo que tienen que hacer las instituciones públicas y los agentes sociales es “poner todo de nuestra parte” para que esta situación se solvente. “Nos queda un poquito para que en Euskadi seamos capaces de crear empleo con tasas suficientes para que este porcentaje del 15 ó 16% se pueda reducir de una manera importante”, ha añadido.

Sobre el tipo de empleo generado, ha señalado que la palabra precario “no le gusta especialmente” y que “el peor empleo precario es el que no existe”. “En muchas ocasiones el empleo temporal tiene que ver con situaciones de contratación y de actividad también temporal por parte de las empresas”, ha afirmado Azpiazu que ha señalado que a ellos “ya les gustaría” que los contratos fueran “a largo tiempo”.

Menu
El navegador que está utilizando es una versión obsoleta.

Para visualizar correctamente esta página le recomendamos que instale o actualice su navegadorSi, quiero actualizar mi navegador

×