InicioLlámanos
94 400 28 00
Contacto eseu

Francisco J. Azpiazu en Radio Popular “pido a las instituciones sensibilidad no solo con Fagor, sino con las empresas afectadas por su crisis

FotoFAzpiazuenRadioPopular(1)191113 El secretario general de Cebek, Francisco Javier Azpiazu, ha reclamado a las instituciones que sean “sensibles” no solo con Fagor y su entorno, sino con las “docenas de empresas afectadas por la crisis de Fagor” y que ya ha detectado la patronal vizcaína.

   En una entrevista a Radio Popular-Herri Irratia, recogida por Europa Press, ha afirmado que la situación de Fagor ha sido “como una explosión de drama todo conjunto y comprimido en una fase de tiempo muy concreta”.

   Azpiazu, que no ha querido entrar “en juicios de valor” sobre lo ocurrido en Fagor, ha manifestado su preocupación por el futuro de un grupo que es “referente en Euskadi”, pero también por las empresas vizcaínas, socias de Cebek, que, en estos momentos, están trasladando a la asociación su preocupación porque su cliente “fundamental” es Fagor.

   Según ha señalado, tienen docenas de empresas “detectadas” en Bizkaia y están viendo “con mucha preocupación” su futuro como empresa y el de sus trabajadores en los próximos meses.

   Azpiazu ha afirmado que Fagor tenía una red de subcontratistas que eran empresas pequeñas, cercanas a su zona, que están “enormemente preocupadas” por lo que les puede suponer la situación de “caída tan dura y casi definitiva” de la cooperativa vasca. “Esto añade un dramatismo más a esta situación que estamos viviendo en Euskadi de enorme dificultad”, ha apuntado.

   El responsable de Cebek ha pedido a las instituciones que sean “sensibles” no solo con Fagor y su entorno, sino con estas “docenas de empresas afectadas por la crisis de Fagor a las cuales hay que ayudarlas exactamente igual que a Fagor y su entorno”. “Pido la misma sensibilidad para las empresas subcontratistas que lo están pasando mal y lo van a pasar mal en los próximos meses”, ha apuntado.

   Azpiazu ha indicado, en todo caso, que no quiere entrar en el debate de las “comparaciones” porque puede llevar a “territorios feos”.

   No obstante, ha insistido en que otras empresas requieren “ayuda, proximidad, cercanía y sensibilidad” para tratar, “en la medida de lo posible que el efecto caída de Fagor sea el menor posible”.

COYUNTURA

   Por otra parte, Azpiazu ha indicado que Euskadi “lleva unos años dramáticos” con desaparición de empresas y pérdida de empleo, que supone un “drama”. “Es espantosa y estamos, poco a poco, saliendo de una situación recesiva en la que hemos estado en los últimos años”, ha añadido.

   El dirigente de Cebek ha afirmado que en el último trimestre Euskadi (0,0%) no ha crecido a diferencia de España (0,1%), pero ha indicado que se llevaba seis meses de recesión y es la primera vez que no se decrete. Por ello, confía en que “poco a poco se pueda salir de ésta”.

   Sin embargo, Azpiazu ha indicado que, mientras el entorno europeo, tenga la “atonía que tiene”, no se “va a ver la salida económica a Euskadi en los próximos meses, en los próximos uno o dos años”.

   El dirigente de la patronal vizcaína cree que habrá crecimiento negativo en 2013 de entre el 1 y el 1,4 por ciento y, aunque considera que las exportaciones pueden “tirar”, no lo harán, a su juicio, “tanto como nos habíamos hecho ilusiones a últimos de julio”.

   Azpiazu ha afirmado que le gustaría que el consumo interno creciera “un poquito”, pero las actuales cifras de desempleo “no están animando demasiado a que la gente consuma”. Respecto a la inversión privada, ha apuntado que va a “tirar un poquito más”, pero tampoco en cifras que permitan vislumbrar “un cambio de ciclo”.

   El secretario general de Cebek cree que, en los próximos meses, “lamentablemente” se van a seguir perdiendo puestos de trabajo. En su opinión, la “prueba del algodón de la salida de la crisis” es la creación de empleo neto.

   Azpiazu ha manifestado que, cuando oye hablar de “brotes verdes” y de que se está “saliendo de la crisis”, lo entiende “como mensajes creadores de ilusión”, pero “no veo en las carteras de pedidos de las empresas con las que hablo regularmente que estamos ante un cambio de ciclo”.

   “No veo en los datos de coyuntura, datos de cambio de ciclo yo creo que 2014 va a ser un año regular y espero y confío que, a partir de 2015, podamos tener cifras de crecimiento que, aunque sean pequeñas, sí puedan trasladarnos un cambio de tendencia”, ha agregado.

   A su juicio, el punto de salida de la crisis, “en ningún caso”, será “el punto de entrada de la misma” y, por tanto, años de crecimiento de hasta el 5 por ciento “no se volverán a ver en muchos años”.

COSTES SALARIALES

   En relación a los costes salariales en Euskadi, ha afirmado que la competitividad de un país, una región o una empresa no depende solo de los costes laborales, pero ha indicado que son “un elemento fundamental” de competitividad para “muchas empresas” en el País Vasco.

   En este sentido, Azpiazu ha indicado que los costes son en Euskadi casi un 30 por ciento por encima de los competidores del resto del Estado y ha añadido que el panorama en materia de relaciones laborales “deja mucho que desear”, si a los elevados costes, se suma una conflictividad “exacerbada”, unas relaciones laborales “muy complicadas” en las que es “muy difícil” llegar a acuerdos” y unas cifras de absentismo que en Bizkaia son “las más elevadas” del Estado.

   Azpiazu ha querido recordar que, tras el 7 de julio, el 95 por ciento de las empresas vizcaínas han mantenido las condiciones de salario y jornada, teniendo en cuenta los mensajes que decían que “esto iba a ser la barra libre”. “Quiero poner en valor la responsabilidad de los empresarios vizcaínos”, ha agregado.

   El dirigente de Cebek ha asegurado que quiere “mirar al futuro”, mandar un mensaje de “mano tendida” porque hay un “camino enorme que recorrer” buscando unas relaciones laborales “más colaborativas y basadas en la confianza”. “Ahí está un elemento fundamental de la salida de la crisis, tenemos que vender al mundo, vender a Europa que somos un Territorio atractivo para que las empresas mantengan su actividad y los empresarios inviertan”, ha agregado.

   Azpiazu ha asegurado que “no se puede perder el tren de la competitividad” y el dirigente de la patronal vizcaína, ha recordado que, desde el inicio de la crisis, han desaparecido 8.000 empresas.

   Por último, el dirigente de Cebek ha destacado la importancia del “aprecio” de la sociedad hacia el empresario y la actividad empresarial y cree que es algo que hay que “vender desde las escuelas”. “Este país tiene que dar un paso más en el aprecio general hacia el esfuerzo de muchos cientos y miles de pequeños empresarios vascos que son quienes están sustentando el empleo y seguramente sustentarán la recuperación económica en los próximos meses”, ha añadido.

 

Menu
El navegador que está utilizando es una versión obsoleta.

Para visualizar correctamente esta página le recomendamos que instale o actualice su navegadorSi, quiero actualizar mi navegador

×