InicioLlámanos
94 400 28 00
Contacto eseu

“ELA Y LAB NO QUIEREN NEGOCIAR LOS CONVENIOS EN EUSKADI”

 

Si antes del próximo 7 de julio no somos capaces de firmar los Convenios Colectivos denunciados antes de la aprobación de la Reforma Laboral de 2012 y que afectan a 300.000 trabajadores/as vascos/as, éstos perderán su vigencia y dejarán de regir las relaciones laborales en las empresas afectadas. Así, a partir de esa fecha las condiciones laborales pueden ser modificadas por las empresas respetando tanto el convenio superior, si lo hubiera, como la legislación vigente que será aplicable a las nuevas contrataciones.

Y esto será así porque los sindicatos ELA y LAB no solo no desean renovar los convenios pendientes, sino que ya nos han trasladado su posición de no firmar un acuerdo interprofesional que blinde la Negociación Colectiva en Euskadi ante los  Convenios Colectivos estatales.

Esto es literalmente así, sin matices y sin discusión alguna. Es la constatación de un fracaso tras varios años de reuniones, discusiones y desencuentros entre los agentes sociales en Euskadi. Y la clave es la negativa de los dos sindicatos citados a aplicar la regulación vigente en materia laboral. Su planteamiento es claro pero, al mismo tiempo, inaceptable: o las empresas vascas renunciamos de una forma absoluta a aplicar la Reforma Laboral, en especial, los apartados relativos a la ultraactividad  y al arbitraje en materia de descuelgue, o no es posible firmar los convenios colectivos pendientes. De hecho, en las mesas de negociación se nos exige la renuncia previa a estos puntos antes de comenzar a negociar.

Y todo ello incluso a pesar de que en las diferentes mesas abiertas y sobre estos dos puntos, los/as empresarios/as estamos haciendo propuestas que tratan de buscar elementos de acuerdo, como ampliar el periodo de ultractividad máximo fijado en la Ley o pactar un procedimiento razonable de descuelgue en el que si no es posible el acuerdo, se evite en la mayoría de los casos acudir al arbitraje, por ejemplo a través del recurso previo a una mediación.

Los/as empresarios/as vascos/as actuaremos, como siempre, con responsabilidad y teniendo como objetivo fundamental la defensa de nuestras empresas, su viabilidad y competitividad presentes y futuras.

En primer lugar, las empresas y las Organizaciones Empresariales jamás hemos incumplido la ley ni hemos solicitado  lo mismo cuando la legislación laboral era otra distinta y nos gustaba menos. Y nunca hemos exigido a la otra parte una renuncia semejante ni para constituir las mesas negociadoras ni para firmar los correspondientes convenios.

En segundo lugar pensamos que los Convenios Colectivos no son solo fuentes de derecho para los/as trabajadores/as, sino que son también instrumentos de adaptabilidad organizativa en las empresas. Nos resulta imposible desde hace ya muchos años incorporar a los textos de los convenios estos elementos de adaptabilidad por un expreso rechazo sindical.

En tercer lugar, quiero destacar que es muy importante para los/as empresarios/as contar con formulas que permitan desbloqueos efectivos a los desacuerdos entre empresa y trabajadores/as cuando así sea necesario para la supervivencia de nuestras empresas. Por eso, hablamos de arbitraje obligatorio, que, quiero recordar, no garantiza la obtención de una resolución segura para una de las dos partes. Existen arbitrajes que han dado la razón a los/as trabajadores/a y al contrario, pero siempre, en ambos casos, de forma motivada y con una fundamentación jurídica clara.

En cuarto lugar, pensamos que los convenios territoriales provinciales articulan las relaciones laborales de una manera adecuada a la realidad y a la estructura empresarial de Euskadi. Pero, lamentablemente, con la doble posición sindical tanto de no respetar la ley vigente como de no permitir configurar la negociación colectiva como un elemento de competitividad, rechazando una por una las propuestas empresariales, a partir del día 8 de julio nuestros convenios perderán su vigencia.

Los/as empresarios/as vascos/as ya nos estamos preparando para este escenario que viene. Es nuestra obligación y también es un ejercicio de responsabilidad. Creemos que es bueno que la sociedad vasca conozca dónde están los desencuentros y las responsabilidades. No conviene olvidar que las reivindicaciones empresariales vienen motivadas principalmente por la extraordinariamente difícil situación que con carácter general sufrimos las empresas.

Quiero terminar dejando claro que las Organizaciones Empresariales Vascas estaremos hasta el último día dispuestos a hablar y a negociar con las Organizaciones Sindicales para preservar en Euskadi los ámbitos tradicionales de negociación, pero no aceptaremos que nos cambien las reglas de juego, porque lo son para todos y porque , quiero recordar, nosotros no lo exigimos anteriormente jamás.

 

Francisco J. Azpiazu Lasuen

Secretario General de  la Confederación Empresarial de Bizkaia CEBEK

Menu
El navegador que está utilizando es una versión obsoleta.

Para visualizar correctamente esta página le recomendamos que instale o actualice su navegadorSi, quiero actualizar mi navegador

×