InicioLlámanos
94 400 28 00
Contacto eseu

Conferencia de Iñaki Garcinuño (Presidente de CEBEK) en el Club Financiero

FotoArmestoyGarcinuñoenCFinanciero240913Reclama “un nuevo marco de relaciones laborales” que “no sólo hable de salario y jornada” y tiende la mano a sindicatos y Gobierno

     El presidente de la Confederación Empresarial de Bizkaia (Cebek), Iñaki Garcinuño, ha acusado a sindicatos, partidos políticos y poderes públicos de haber convertido a la patronal en el “chivo expiatorio” del decaimiento de los convenios y del fracaso de un Acuerdo Intersectorial en Euskadi, previo al 7 de julio.

   No obstante, ha reclamado “un nuevo marco de relaciones laborales” que “no sólo hable de salario y jornada”, y ha tendido “la mano” a sindicatos y Gobierno vasco para “trabajar por el bien colectivo”.

   Durante su participación en un almuerzo-coloquio celebrado por el Club Financiero de Bilbao, Garcinuño ha lamentado que “los acontecimientos ligados al decaimiento de los convenios colectivos” hayan “dejado entrever la necesidad sindical, de los partidos políticos e incluso, en alguna ocasión, de los poderes públicos, de buscar un chivo expiatorio que asumiera de forma global toda la responsabilidad de lo que pudiera ocurrir” a partir del 7 de julio.

   “Ha faltado un análisis sereno, completo y riguroso en la mayoría de los protagonistas. Ha faltado el apoyo social y mediático a un argumentario lanzado por las organizaciones empresariales que tiene como base principal la flexibilidad y la adaptabilidad de las estructuras de la empresa a la nueva coyuntura económica, con el fin de no perder competitividad y poder mantener el empleo”, ha dicho.

   También ha considerado que han sobrado “críticas” de quienes “tienen por función aplicar la ley e interpretar la voluntad del legislador en el caso de que haya dudas”, y que, a su juicio, se han atribuido “funciones legislativas, ejerciendo de contrapoder, rompiendo con la separación de poderes y ofreciendo incluso posibles causas para la inhabilitación”.

   Para Garcinuño, se ha “focalizado” la culpabilidad de unas decisiones “en quien se sentó a negociar hasta el último minuto, sin apenas criticar a quien maneja un discurso maximalista y abiertamente antisistema”.

   “Sólo espero que esta nueva soledad en la que nos hemos encontrado, y digo nueva porque ya vivimos otro tipo de soledad cuando ETA extorsionaba, secuestraba o asesinaba a empresarios, no haya calado en el subconsciente de la cultura emprendedora”, ha deseado.

   Garcinuño ha afirmado que la reforma laboral “no ha sido la causa del frenazo en la negociación colectiva” porque las mesas negociadoras “estaban bloqueadas desde años atrás”.

   A su juicio, los sindicatos no fueron conscientes de que el 7 de julio “estaba cada vez más cerca”, mientras la patronal fue “muy clara desde el principio, sin jugar con un as en la manga”.

   El presidente de Cebek ha asegurado que “en ninguna mesa de negociación” se han presentado plataformas empresariales con “reducciones salariales nominales”, sino que “en la mayoría de los casos” se ha abogado por “condiciones laborales equivalentes a los convenios anteriores, bajo el principio de la moderación salarial e incorporando elementos de la reforma laboral”.

   También ha apuntado que “frente a las políticas salariales llevadas a cabo con los funcionarios públicos o frente a los importantes ajustes salariales aprobados por las asambleas de las cooperativas más importantes”, Cebek ha recomendado “mantener las condiciones salariales y de jornada, salvo en aquellas empresas que por sus circunstancias económicas requieran de otra actuación”.

ELA Y LAB

   Garcinuño ha criticado la postura mantenida por ELA y LAB, y ha admitido que “en aquellos convenios colectivos de Bizkaia en los que CCOO y UGT tenían mayoría de votos, ha sido posible el acuerdo con cesiones por ambas partes”.

   Ha censurado que la central que dirige Aldolfo Muñoz haya exhibido una estrategia “irresponsable” basada “en la confrontación y en ejercer presión empresa por empresa, lo que les ha llevado a posturas maximalistas, con nulo interés negociador”. Respecto a LAB, ha criticado que se haya dejado “condicionar” por la “presión” ejercida por ELA.

   Garcinuño ha aludido a la convocatoria que, el 4 de julio, el lehendakari, Iñigo Urkullu, realizó ‘in extremis’ a las organizaciones empresariales vascas para intentar un Acuerdo Intersectorial que alargara la ultraactividad de los convenios después del 7 de julio. “La escenificación pública del desencuentro con la máxima institución de este País es algo a lo que nunca hubiéramos querido llegar, más aun en un tema de ámbito exclusivamente privado como es la negociación colectiva”, ha manifestado.

   Según ha dicho, la exigencia de hacerlo “con carácter normativo” y ser “de aplicación obligatoria para todos los sectores y empresas desconociendo la situación particular de cada uno de ellos, se antojaba nula”.

   También ha lamentado “el despropósito que supuso convocar vía urgencia a la Diputación Permanente del Parlamento vasco” para estudiar una proposición no de ley de EH Bildu “de corte absolutamente parcial e injusta”, que pretendía “lograr el descrédito de los empresarios vascos” y que concluyó con la aprobación de un acuerdo en el que “además de calificar la reforma laboral de profundamente injusta para los trabajadores” se pedía “valorar positivamente en los concursos públicos a las empresas que se rijan por un convenio”.

   “Este fue el broche final a una injusta culpabilización de los empresarios ante el decaimiento de un buen número de convenios colectivos y el fracaso de un Acuerdo Intersectorial en Euskadi. Se necesitaba un culpable y un posible responsable ante lo que pudiera haber ocurrido después del día 7 de julio”, ha dicho.

   Tras esos acontecimientos, el sentimiento de los empresarios vascos es “de incomodidad, de desasosiego, de incomprensión y en ocasiones de profundo enfado. Tenemos la sensación de que nadie ha querido torear este toro, y que era más cómodo seguir la corriente perdiendo la perspectiva de país”, ha censurado.

RELACIONES LABORALES

   En el capítulo de relaciones laborales, Garcinuño ha criticado la postura de las centrales, especialmente la de un sindicato con “una retórica para el consumo interno, de tinte troskista y escasa”, que dice públicamente “que sus huelgas son para cambiar gobiernos o que es necesario deslegitimar socialmente al empresario”.

   “¿Acaso el que la presión, la huelga o la amenaza sea el instrumento principal de negociación en lugar de la palabra? ¿Acaso creen que hemos sufrido en silencio tanta extorsión y persecución como para forzarnos a ceder en lo que creemos?”, se ha preguntado. Para el presidente de Cebek, “es posible que ese modelo de relaciones laborales sea el de algunos, pero no es el nuestro”.

NUEVA

   Por ello, ha deseado la apertura de “una nueva etapa” en la que “independientemente de que se siga negociando un acuerdo para los convenios decaídos”, se hable “con franqueza de situaciones preocupantes en el entorno de la empresa que lastran nuestra competitividad”.

   “Un nuevo marco de relaciones laborales donde no sólo hablemos de salario y jornada. Llamémosle ‘diálogo social’ o de cualquier otra forma, pero que sea comunicación transparente, bienintencionada y hacia la búsqueda del consenso, con aquellos que asuman los principios básicos de una interlocución”, ha manifestado.

   Como premisa, ha defendido poner “sobre la mesa” un análisis “pormenorizado”, otro de “los niveles de absentismo y de las bajas por enfermedad”, así como de “las horas sindicales totales disfrutadas en las empresas” y abordar temas como “el uso indiscriminado del derecho a la huelga, un compromiso por el empleo y cualquier otro aspecto que las partes quieran poner sobre la mesa”.

   “Cebek quiere ser miembro activo de esta nueva etapa, y fieles a nuestro estilo, tendemos la mano a sindicatos y Gobierno vasco para trabajar por el bien colectivo”, ha concluido.

Cebek dice que el aumento de cotizaciones de la Seguridad Social es “otra vuelta de tuerca más en la busca de ingresos”

   El presidente de la Confederación Empresarial de Bizkaia, Cebek, Iñaki Garcinuño, ha afirmado que el aumento de las cotizaciones más altas de la Seguridad Social previsto por el Gobierno central constituye “otra vuelta de tuerca más en la busca de ingresos”, focalizada “siempre” en las rentas más altas.

   El máximo dirigente de la patronal vizcaína ha participado en un almuerzo coloquio organizado por el Club Financiero de Bilbao, en el que ha sido preguntado por la intención del Ejecutivo Rajoy de aplicar un nuevo incremento del 5% a las bases máximas de cotización de la Seguridad Social a partir de enero.

   Garcinuño ha afirmado que, en su opinión, constituye “otra vuelta de tuerca más en la búsqueda de ingresos” que se “focalizan siempre en las rentas más altas”. A su juicio, se trata de incrementos de bases de cotización “ya de por sí suficientemente altas”, cuando, según los análisis de Confebask, en la actualidad éstas se encuentran ya “por encima” de los valores europeos.

   “Por tanto, da la sensación de que primero se piensa cuánto dinero o ingresos hace falta tener, y, a posteriori, se planifica la política”, ha censurado.

Cebek dice que la reforma fiscal no es la suya y que más presión impositiva sitúa a las empresas en valores de inanición

Cree que el pacto PNV-PSE aportará “estabilidad” y desea que sea “el preludio de un futuro acuerdo presupuestario”

      El presidente de la Confederación Empresarial de Bizkaia, Cebek, Iñaki Garcinuño, ha asegurado que la reforma fiscal acordada por PNV y PSE en el marco de su ‘pacto de país’ no es “la nuestra” y ha advertido de que someter a las empresas vascas a una mayor presión impositiva las situará en “valores de inanición”.

   No obstante, se ha congratulado por el consenso conseguido entre jeltzales y socialistas porque, a su juicio, aportará “estabilidad”, y ha deseado que sea “el preludio de un futuro acuerdo presupuestario”.

   Durante su intervención en un almuerzo coloquio organizado en la capital vizcaína por el Club Financiero de Bilbao, el dirigente de Cebek ha emplazado a que el pacto PNV-PSE “pase por todos los territorios” para “ver en qué queda”.

   No obstante, ha asegurado que, en función de la información de la que los empresarios vizcaínos disponen, “no es nuestra reforma fiscal”. “No está basada en los planteamientos que demandamos y que sí hemos transmitido”, ha dicho.

   A su juicio, “hay que tener mucho cuidado” con la presión fiscal y “los valores en los que se sitúan los tipos marginales” por el riesgo de generar “una desmotivación que suponga un freno a la iniciativa empresarial”.

   “Tiene elementos en los que podemos estar de acuerdo, cuestiones que mejora (…), pero en materia de presión fiscal, estamos en valores de inanición, en puntos en los que no podemos soportar más presión. La enorme debilidad en la que se encuentran muchas de las empresas vascas en la actualidad hace difícilmente soportable el incremento de la presión fiscal efectiva sobre ellas, aunque en esta ocasión hayan mantenido los tipos marginales existentes”, ha apuntado.

   Por ello, Garcinuño ha lamentado, “no poder ver reflejado” en el acuerdo “muchos de los planteamientos y las propuestas trasladas desde Confebask, tanto a la sociedad como a los partidos políticos vascos”.

   “La política fiscal debe ser una herramienta más de la política económica de un Gobierno y cualquier reforma basada en la búsqueda de ingresos a corto plazo puede generar importantes disfunciones en coyunturas económicas distintas a las que existen en el momento de su aprobación”, ha insistido.

 

ACUERDO NECESARIO

   No obstante, ha asegurado que, en el actual ambiente de incertidumbre, “el acuerdo se hace más necesario que nunca” y ha recordado que, las organizaciones empresariales insisten “habitualmente” en la importancia de “un gobierno fuerte para el desempeño de la actividad económica”.

   Por ello, ha asegurado que Cebek ve “con satisfacción” la “estabilidad” que conllevará la firma del pacto entre el PNV y el PSE, que será mayor “si fuera el preludio de un futuro acuerdo presupuestario que diera a Euskadi unas cuentas actualizadas y adaptadas a la coyuntura económica más reciente”.

 

Menu
El navegador que está utilizando es una versión obsoleta.

Para visualizar correctamente esta página le recomendamos que instale o actualice su navegadorSi, quiero actualizar mi navegador

×