InicioLlámanos
94 400 28 00
Contacto eseu

Ascobi pide a la Administración que “desincentive” las ofertas “abusivas” a la baja, que llegan hasta el 50%

 

Copia de FotoRPrensaAscobi260315reducida  La Asociación de Constructores y Promotores de Bizkaia, Ascobi-Bieba, ha pedido a la Administración que “desincentive” y “no prime” las ofertas “abusivas” a la baja en las licitaciones públicas, que rondan el 35% y, en algunos casos, llegan hasta el 50% de rebaja sobre el precio de licitación.

El presidente de Ascobi, Humberto Perea, y el secretario general, Iñaki Urresti, han presentado este jueves en Bilbao el Informe Ascobi 2014 sobre el sector de la construcción y promoción en Bizkaia y el País Vasco, que refleja que la cuantía de la obra pública licitada durante 2014 se incrementa en un 65% en Bizkaia y en un 97% en el conjunto de Euskadi respecto a los niveles “casi testimoniales” de 2013.

Asimismo, indica que las adjudicaciones de obra pública continúan realizándose con porcentajes de baja superiores al 35% e, incluso, “de hasta el 50% en algunos casos”.

Urresti ha advertido de que los porcentajes a la baja “tremendamente elevados, y muchas veces por debajo de los precios de producción, suponen, al final, un deterioro de todas las condiciones para la ejecución de la obra y también un deterioro indudable para la situación de todo el tejido empresarial vasco, al que no le queda más remedio que ir a las licitaciones con unos porcentajes de baja elevadísimos” porque, de lo contrario, “no va a poder tener trabajo y actividad y está abocada a la desaparición”.

En ese sentido, ha señalado que “ejecutando obras por debajo de los costes de producción, a través de un deterioro de la cuenta de resultados, la empresa también puede estar abocada a la desaparición”.

Urresti ha indicado que “la acción de primar de que se den bajas del 35% y próximas al 50% puede ser una actitud a corto plazo muy interesante quizá para la Administración, porque crea que se está ahorrando dinero en la ejecución de determinadas obras”, pero, al final, es “echar piedras sobre su propio tejado porque, a medio y largo plazo, va a destruir el tejido empresarial vasco de la construcción, con todo lo que eso implica de destrucción de empleo y del valor de una actividad económica que supone un peso importante del PIB de nuestro territorio”.

Tras precisar que “no se trata de que se cambien los criterios de adjudicación” porque “el que la oferta más económica sea la más puntuada tiene su lógica, eso es así y está en la legislación”, desde Ascobi han pedido a la Administración que “desincentive, a través de la puntuación económica que se da a las ofertas, el que se hagan bajas abusivas, entendiendo que, a partir de un determinado porcentaje de baja, se sabe perfectamente que se está ejecutando por debajo de los costes de producción, con lo que eso supone”.

Los representantes de Ascobi han pedido “responsabilidad a las Administraciones” para que “desincentiven la ejecución progresiva de mayores bajas, en una acción muchas veces desesperada de las empresas de querer diferenciarse de las demás a través de bajas abusivas para tener actividad”.

Urresti ha señalado que, “si alguien puede construir con bajas del 40%, 45% o 50% y obtener beneficios, significaría que se ha producido una transformación tecnológica y mejora de la competitividad del sector, de la que nosotros no tenemos conocimiento, o que los proyectos que saca la Administración a concurso están fuera de la realidad del mercado”.

En cuanto a los datos recogidos en este noveno informe de Ascobi-Bieba, Humberto Perea ha destacado, además del incremento de la cuantía de la obra pública, que la edificación de vivienda no se reactiva y se mantiene la baja tasa de producción tanto de vivienda libre como protegida, y que el empleo en el sector de la construcción se mantuvo relativamente estable y “cesó la sangría de empleos perdidos de años anteriores”.

Según ha dicho, el sector “continúa inmerso en una grave crisis económica de ámbito general, pero que incide especialmente en nuestro sector”. Así, ha señalado que los datos referidos al año 2014 “continúan mostrándonos un panorama negativo de persistencia de la baja actividad en la mayor parte de las áreas productivas, si bien se atisban señales que pueden indicarnos una, todavía tímida, recuperación de la actividad en el sector”. “Podríamos hablar de recuperación, entendida como tal, en el momento en que podamos generar empleo”, ha dicho.

Durante la crisis se han destruido en Bizkaia 25.000 empleos directos en la construcción, más de la mitad del empleo existente en 2007, si bien durante el año 2014 ha cesado la destrucción de empleo.

El número de empresas de construcción desaparecidas en el País Vasco se sitúa en torno al 30% del conjunto del sector y las que mantienen su actividad lo hacen “en condiciones de manifiesta debilidad”.

PRINCIPALES DATOS

Respecto a la licitación de obra pública, los datos de 2014 reflejan un incremento del 65% de la actividad de la obra puesta en concurso hasta alcanzar la cifra de 346 millones de euros en Bizkaia, frente a los 209 millones de 2013.

El comportamiento también es positivo en el conjunto del País Vasco con un incremento del 97%, con 1.039 millones de euros en 2014, frente a los 528 millones de 2013.

Se trata, según Urresti, de incrementos significativos en porcentaje pero meramente testimoniales en cuanto a importe económico, si se considera que en 2009 se licitaron obras por importe de 1.600 millones en Bizkaia y 3.589 millones en la Comunidad Autónoma Vasca.

En cuanto a la actividad constructiva de vivienda en Bizkaia, la vivienda nueva iniciada en 2014 alcanza un total de 2.173 viviendas, una cifra inferior, en un 14%, a las 2.529 viviendas iniciadas en 2013. Del total de viviendas iniciadas, 1.100 son libres, cifra similar al año anterior, y 1.073 protegidas.

En el conjunto de Euskadi, se han iniciado un total de 3.881 viviendas, cifra similar al año anterior. De total, 2.400 son libres y 1.481 protegidas, con unas variaciones de +18% y -23%, respectivamente.

Durante este año 2014 el número de transacciones de compraventa de vivienda nueva y usada realizadas en Bizkaia fue de 5.778, superior en un 6,1% a las 5.446 operaciones de 2013. Sin embargo, en este periodo, descienden un 20% las ventas de vivienda nueva y se incrementan un 22,6% las de vivienda usada.

En el País Vasco, la tendencia es similar, ya que se incrementa un 5,7% el conjunto de operaciones, con un descenso del 19% en vivienda nueva y un incremento del 22,7% en vivienda usada.

PRECIO DE LA VIVIENDA

La Encuesta Inmobiliaria que se incluye en el Informe Ascobi también permite obtener una “foto” de la situación y evolución de los precios medios de venta de vivienda libre en Bizkaia. Este estudio se complementa con los realizados desde 2005, estableciéndose comparativas que permiten observar la evolución real del mercado. Para la elaboración de esta última estadística se ha contado con información sobre 1.102 viviendas vendidas a lo largo de 2014 en toda Bizkaia.

En cuanto a la vivienda nueva (con 517 pisos objeto de este estudio), el precio medio de venta en 2014, por metro cuadrado útil, se ha situado en 2.989 euros, un 7,5% menos que el precio medio de 2013. El plazo medio de venta se ha situado en 518 días, inferior en dos meses al plazo medio de 2013.

En el caso de la vivienda usada se han incluido en el estudio un total de 585 viviendas, con un precio medio de venta, por metro cuadrado útil, de 2.595 euros. El precio medio por m2 ha descendido respecto al conjunto de 2013 en un 3,4%. En el caso de la vivienda usada, el tiempo medio para la venta se ha situado en 421 días, también inferior en un mes al plazo medio de 2013.

El ‘stock’ de viviendas sin vender en Bizkaia es de 4.284 y la tasa de producción es de 1,9 viviendas por cada 1.00 habitantes en Bizkaia y de 1,8 en Euskadi.

Menu
El navegador que está utilizando es una versión obsoleta.

Para visualizar correctamente esta página le recomendamos que instale o actualice su navegadorSi, quiero actualizar mi navegador

×